Sigue la actualidad ferroviaria en nuestro canal de Telegram. Únete ahora.

¿Debería Renfe usar la marca AVE para la serie 106?

. por .

Esta semana la Ministra de Transportes ha confirmado que se espera que la serie 106 de Renfe, de la plataforma Avril de Talgo, entre en servicio en noviembre después de nada menos que tres años y medio de retraso respecto al calendario inicial.

Los nuevos trenes se estrenarán en el corredor Madrid-Galicia, señal de que los planes del MITMA son poner en servicio la serie cuando estén homologados los de ancho variable, que comenzaron su certificación un año después que los de ancho fijo. Con este movimiento, se satisfarán las demandas de esta región de disponer estos trenes que permitirán viajar de Madrid a Santiago de Compostela a una velocidad máxima de 300 km/h.

Sin embargo, la puesta en marcha de los Avril de Renfe tiene una gran incógnita. ¿Qué marca usará la operadora para los trenes de larga distancia estándar?

La serie 106, una serie con cuatro variantes

A pesar de que son sólo 30 trenes, esta serie va a estar dividida en cuatro variantes según su tipo de ancho y tipo de servicio para el que se han fabricado.

  • 10 unidades de ancho fijo para servicios estándar.
  • 5 unidades de ancho fijo para trenes de bajo coste.
  • 10 unidades de ancho variable para servicios estándar.
  • 5 unidades de ancho variable para bajo coste.

Como servicios estándar me refiero a los que no son de bajo coste, con trenes que disponen de dos clases y coche cafetería.

Y es con estos trenes donde surge el dilema. Está claro que los de bajo coste van a usar la marca Avlo, incluso cuando circulen por red convencional. Pero, ¿qué pasa con los demás? ¿Hasta dónde está dispuesta Renfe a usar la marca AVE?

Características de la marca AVE

Muy a pesar de la política actual de comunicación de la operadora, AVE se ha convertido en un genérico de tren o infraestructura de alta velocidad. Sin embargo, es una marca comercial de Renfe que se caracteriza por:

  • Ser un servicio Premium. El AVE es un tren generalmente caro destinado a personas que buscan el máximo confort y las mejores prestaciones.
  • Circular por líneas de alta velocidad. AVE es sinónimo de circular a 300 km/h o, al menos, a una velocidad igual o superior a 250 km/h.
  • Tener un compromiso de puntualidad inigualable. En recorridos nacionales, Renfe devuelve el 50% del billete por retrasos de más de 15 minutos y el 100% si el retraso supera la media hora.

No obstante, los dos primeros puntos hay que matizarlos.

Primero, lo del precio. Desde la aplicación de un sistema de revenue management agresivo en los corredores con competencia, no es difícil encontrar billetes de AVE más económicos que los de Avlo. Mismamente, se puede viajar mañana de Barcelona a Madrid en AVE por 45,50€, cuando el billete de su versión de bajo coste más barato es de 55,00€ y hay un Avlo por 89,00€.

Segundo, matizo lo de circular por líneas de alta velocidad. Desde 2003, el AVE Madrid-Huesca circula por vía convencional entre Tardienta y esta última ciudad. Quince años después, en 2018, el AVE llegó a Castellón, circulando por vía convencional desde la estación de Joaquín Sorolla en Valencia.

Desde 2012 y hasta 2022, en Francia los trenes de la serie 100 usaban varios tramos de vía convencional para llegar desde el límite de la Línea Figueras-Perpiñán hasta Marsella y Lyon. Los mismos destinos que Renfe está recuperando ahora, usando la marca AVE.

Asientos y confort

Está claro que los 10 trenes de la serie 106 de ancho fijo para servicios estándar encajan a la perfección con la marca AVE, salvo por un muy importante detalle. Los asientos.

Por un lado, el tren tiene una disposición de asientos en filas de 2+2 en Confort (antigua Preferente) y de 3+2 en Estándar (antigua Turista). Esto es posible gracias a que la caja es más ancha, pero sólo 30 cm. Según la web de Renfe, los asientos estándar tienen un ancho de 46 cm.

Dimensiones de los asientos estándar de Renfe. © RENFE.
Dimensiones de los asientos estándar de Renfe. © RENFE.

Esto quiere decir que, por mucho que se le reste espacio al pasillo, los asientos deben ser más estrechos (como se ve en las fotos que se han publicado del tren),lo que vaticina una incomodidad más propia de un servicio de bajo coste que de un tren Premium con el prestigio de la marca AVE.

Más allá de su anchura, las butacas aparentan ser menos cómodas que las empleadas en el resto de trenes de la misma marca y recuerdan a las nuevas instaladas en los trenes de la serie 112 reformados a Avlo.

Sin embargo, tienen algo de lo que carecen el resto de trenes: sistema de entretenimiento individual. Un plus que permite dejar el móvil guardado, no sufrir los problemas de cobertura y ahorrar batería sin renunciar a un amplio catálogo de entretenimiento. Por otro lado, fuentes no oficiales de Talgo aseguran que los asientos del tren van a sorprender para bien y me consta que el fabricante está haciendo un gran esfuerzo por ofrecer un gran nivel de confort.

No obstante, ¿conviene que una marca como AVE se asocie a viajar en unos asientos más estrechos que incluso los de un Media Distancia?, ¿compensará el sistema de entretenimiento individual o las posibles mejoras que se apliquen de aquí a que entren en servicio?

AVE y Alvia, dos marcas muy parecidas, ¿destinadas a fusionarse?

Alvia es la marca que usa Renfe para trenes de alta velocidad de larga distancia que circulan parcialmente por líneas convencionales de ancho ibérico. Se diferencia del AVE en que su velocidad máxima es de 250 km/h y en su compromiso de puntualidad, que duplica el tiempo de retraso para optar a la misma devolución.

Con la reforma de las series 130 y 730, las diferencias en el interiorismo entre los trenes usados para ambas marcas se está reduciendo a la mínima expresión. Por lo que la principal diferencia que habrá entre los Alvia prestados con material Talgo 250 y los 10 trenes Avril de ancho variable será la velocidad máxima en vías de alta velocidad.

En Alemania los trenes ICE no discriminan por velocidad máxima de los trenes que circulan indistintamente por líneas convencionales y de alta velocidad. El último integrante es, de hecho, el ICE L, que tendrá una velocidad máxima de 230 km/h. Por su parte, en Francia los trenes de alta velocidad TGV inOui también circulan por ambos tipos de infraestructura, llevando el servicio a lugares muy lejanos a las líneas de alta velocidad.

¿Es la entrada en servicio de la serie 106 el momento ideal para eliminar la marca Alvia y sustituirla por AVE? Creo que es lo más sensato, una manera de simplificar la oferta comercial y adaptarla a la nueva realidad del material móvil. Total, la única diferencia entre un 130 y un 106 de ancho variable, a nivel de prestaciones, va a ser la velocidad máxima que alcancen en la red de AV.

Sin embargo, esta es una apuesta un tanto arriesgada, sobre todo a nivel político. No es difícil de imaginar el revuelo que se generaría en regiones como Extremadura o País Vasco si, de la noche a la mañana, llegase el AVE sin haber cambiado nada en la infraestructura. O incluso en ciudades como Vigo, Lugo o Pontevedra.

Por el contrario, mantener la marca Alvia para trenes de ancho variable sería poner en diferente categoría a trenes cuya única diferencia es esta tecnología. Tendríamos 10 Avriles para cada marca (AVE, Alvia y Avlo), una división con poco sentido. Y, a fin de cuentas, al viajero le importa más bien poco qué separación hay entre las caras interiores de los carriles de la vía que usa su tren.

¿Qué opinas? ¡Dilo en los comentarios!

4.3 9 votes
Puntuación del artículo

Suscríbase a los comentarios
Notificar de
guest
3 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Inline Feedbacks
View all comments
Fernando

Interesante reportaje como siempre, esto de los nombres es como los jamones ibéricos que luego de cada ibérico salen varias variantes o con los coches híbridos que te lo anuncian híbrido pero es microhíbrido, todo marketing

Miguel

Hola, es cierto que la caja del 106 es 30cm más ancha, pero esa es una medida exterior. En el interior la diferencia es mayor porque el sistema de ventilación se ha movido a la parte superior, permitiendo que en el interior se gane más de esos 30cm, lo suficiente como para incluir un asiento más sin perder confort.

José Miguel

Es una muy buena pregunta que a buen seguro se han hecho en Renfe… y rehecho cada cierto tiempo.