La serie 6000 del metro de Madrid rumbo a Argentina

  • Con esta operación, la empresa se despide de la serie 6000 e ingresará 32,6 millones de euros.
  • Hace 15 años, estos vehículos costaron 102 millones de euros.
  • SBASE cuenta en sus planes con los remolques intermedios no incluidos en la venta.
  • Los trenes serán reemplazados por vehículos que no son propiedad de la empresa.
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, observa cómo suben al camión el primero de los trenes de la serie 6000 que parte a Buenos Aires. Foto © Metro de Madrid.
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, observa cómo suben al camión el primero de los trenes de la serie 6000 que parte a Buenos Aires. Foto © Metro de Madrid.

Tras haber sido sometido a las pertinentes reformas técnicas, ayer se embarcó en un camión destino el puerto de Bilbao el primer tren de la serie 6000 del metro de Madrid, que inicia así su largo viaje hasta Buenos Aires para servir en la línea B del Subte. De esta manera, dice adiós un tren que tan sólo ha prestado 15 años de servicio en la capital española y que será sustituido por vehículos más antiguos y otros que ni si quiera son propiedad del metro de Madrid.

La tienda ferroviaria 15% de descuento

La corta historia de la serie 6000

Aunque se quedarán 8 composiciones de dos y tres coches que se utilizarán principalmente en el tramo TFM (Puerta de Arganda-Arganda del Rey), con esta operación de enajenación se van 36 trenes de gran calidad que sólo han prestado servicio durante 15 años, puesto que entraron en servicio en 1999. En su momento costaron 17.000 millones de pesetas, equivalentes a 102,17 millones de euros (sin actualización de IPC). A lo largo de sus servicios para el metropolitano madrileño, sólo han transportado viajeros en la línea 9 aunque, con fines propagandísticos, algunas inauguraciones de la línea 7 se realizaron empleando la serie 6000.

Metro de Madrid necesita dinero tras despilfarrarlo en época de bonanza

El embolso de 32,6 millones de euros es una simple ampolla de oxígeno para un gigante cuyas cuentas están en una situación nada positiva. Las recientes ampliaciones faraónicas (y en ocasiones innecesarias y/o mal planificadas), con las que el Gobierno Regional se tiró muchas flores, han tenido consecuencias negativas sobre la economía de la empresa que gestiona la red de metro que más rápido ha crecido en el siglo XXI.

Y es que los costes no sólo vienen a raíz de las propias obras, financiadas en gran parte mediante el endeudamiento de una entidad pública ya extinguida (MINTRA). Mantener toda la red en servicio supone un incremento de los costes que no se ha compensado con un aumento de viajeros, pues la cifra de estos ha disminuido.

Los orígenes de la pérdida de viajeros

Si bien la Comunidad de Madrid ha atribuido a la crisis económica y al aumento del paro el descenso de viajeros en el metro de Madrid, debe haber más motivos que justifiquen estas cifras. Según los datos publicados en enero, entre enero y noviembre de 2013 el número de viajeros bajó un 8%, cifrándose la caída interanual en noviembre en un 2,3%; una tendencia que no contrasta con los años anteriores. Esta caída choca con el aumento de viajeros en las redes de Sevilla, Barcelona y Valencia.

Aunque no se puede afirmar a ciencia cierta, es muy posible que el imparable aumento de las tarifas del metro de Madrid (de momento congeladas este año, en parte gracias a la venta de los trenes de la serie 6000) y el descenso generalizado en la calidad del servicio (menos trenes, menos vestíbulos y más incidencias técnicas) tengan un efecto directo sobre que los madrileños no utilicen tanto el metro como antes ya que, pese a la crisis, el número de viajeros de los autobuses urbanos se mantiene prácticamente inalterado y el de los interurbanos ha crecido un 4%.

En cualquier caso, parece que una gestión inadecuada del metro de Madrid y el haberlo convertido en una herramienta electoralista -soñando casi con viajar de Madrid al cielo en metro- está saliendo caro al bolsillo de los madrileños.

Los remolques intermedios, de propiedad privada, también viajarían a Argentina

Si bien no ha habido comunicado oficial de su adquisición por parte del Subte de Buenos Aires (aunque sí los incluyen en sus planes), los remolques intermedios de los trenes de la serie 6000 (adquiridos posteriormente para reforzar la flota) podrían viajar también a Argentina con el fin de hacer composiciones MRM-MRM similares a las por ahora vistas en la línea 9 madrileña. El motivo por el que estos coches no hayan sido incluidos en la venta, salvo uno, es que no pertenecen a Metro de Madrid sino a entidades financieras (Caixarenting y Plan Azul 07) que los alquilan para su explotación.

Y es que, ante el límite de endeudamiento impuesto por la Unión Europea, desde 2003 los trenes los compran empresas privadas que luego los alquilan a la Comunidad de Madrid con el consecuente sobrecoste, ya que ninguna entidad privada quiere quedarse sin beneficios. Esto, mientras Metro de Madrid vende trenes que son de su propiedad y que puede rentabilizar. Y es que esta es la tercera venta de material que se hace a Buenos Aires. Anteriormente, el Subte compró los trenes de la serie 5000 reostáticos con los que convivirá la serie 6000.

El reemplazo

Para sustituir los 36 trenes (18 composiciones dobles) de la serie 6000, Metro de Madrid está empleando vehículos de la serie 5200 y 5500 que anteriormente estaban en la línea 6 e incorporará composiciones de las series 7400, 8400 y 9400 (estas últimas, de propiedad privada).

Fuentes: Metro de Madrid, Gobierno de Buenos Aires, En el Subte, ABC, Madridiario, El Mundo y Cinco Días.

PUBLICIDAD

1 comentario en “La serie 6000 del metro de Madrid rumbo a Argentina”

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!