Afro 4000 número 11 en Table Bay Harbour (Ciudad del Cabo) al poco llegar de España (CC BY SA) Col André Kritzinger
Afro 4000 número 11 en Table Bay Harbour (Ciudad del Cabo) al poco llegar de España (CC BY SA) Col André Kritzinger
  • Prasa pone en venta las 6 locomotoras Afro 4000 que mantiene en su poder.
  • Las locomotoras están casi sin usar pero son incompatibles con las infraestructuras sudafricanas.
  • El concurso para que ganara Vossloh fue amañado por una de las partes interesadas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Se acaba la pesadilla para PRASA. Después del fiasco que supuso comprar 20 locomotoras diésel incompatibles con la red ferroviaria con un escándalo de corrupción de por medio, la empresa intenta recuperar parte de su inversión vendiendo 6 locomotoras prácticamente nuevas.

El método elegido es el de subasta y cualquier persona con una buena billetera se puede hacer con alguna de las unidades.

En venta después de 5 años apartadas

Corría el año 2013 cuando Prasa, la empresa pública responsable del transporte de viajeros por ferrocarril, contrató a la empresa de leasing Swifambo Rail la adquisición de 20 locomotoras diésel y 50 duales para renovar su flota de largo recorrido.

La empresa, a su vez, encargó las locomotoras a la por entonces Vossloh España (ahora Stadler Rail Valencia) en una Joint Venture que se formó después de la firma del contrato con Prasa.

Locomotoras demasiado altas

Tal y como te contamos en 2015 cuando estalló el escánadlo de las Afro 4000, todo parecía ir sobre ruedas. En 2014 se presentaron por todo lo alto (y nunca mejor dicho), pero los problemas surgieron al año siguiente cuando, tras un accidente, se vio que las locomotoras eran demasiado altas para las vías electrificadas.

La Afro 4010 apartada después del accidente sufrido durante la homologación. Foto (CC BY SA): André Kritzinger.

Se destapó en ese momento un escándalo de corrupción que implicaba directamente a Swifambo y a algunos dirigentes de Prasa (entre ellos a su máximo responsable, Lucky Montana). Según la investigación, ambas empresas habían amañado la licitación para dársela a Swifambo, una entidad sin experiencia en el campo ferroviario.

Al concurso presentaron una adaptación del modelo Euro 3000 de Vossloh (serie 334 en España), pero finalmente se construyó una adaptación de la Euro 4000 (serie 335) que incumplía con los requisitos de gálibo.

Cuando Prasa descubrió la incompatibilidad, ya había recibido 13 de las 20 locomotoras diésel (las 7 restantes estaban esperando salir de Albuixech) y pagado 153,8 millones de euros por el pedido.

Al sospechar del posible amaño del contrato, la cúpula de Prasa fue cesada y los nuevos responsables, denunciando las irregularidades, intentaron devolver las locomotoras al fabricante para recuperar el dinero.

Visto el devenir de la situación, en febrero de 2016 Stadler Rail Valencia (que acababa de comprar Vossloh España) cesó de manera cautelar la producción de las 50 unidades duales. Producción que nunca se ha reanudado pues el contrato fue posteriormente cancelado.

Sospechas de corrupción de Vossloh

Varios medios locales publicaron que la empresa española había pagado 6 millones de euros a la empresa sudafricana S-Investments, cuyo CEO era muy cercano a Lucky Montana, para salir beneficiada en el contrato.

Sin embargo, tanto Vossloh como Stadler Rail se han declarado totalmente ajenas al escándalo. Alegando que sólo hacían de proveedores de locomotoras a Swifambo y que los únicos pagos que habían realizado a empresas sudafricanas eran en concepto de asesoría, agencias y consultoría.

La subasta, el único camino para las Afro 4000

Dada la imposibilidad de devolver las 13 unidades a Stadler Rail Valencia, Prasa se ha visto obligada a venderlas mediante el formato de subasta.

En septiembre de 2019 logró vender 7 locomotoras, estando las 6 restantes de nuevo en venta. En concreto, son las unidades 4002, 4004, 4006, 4007, 4011 y 4012. Una de ellas, la 4002, con sólo 4.600 kilómetros recorridos.

En el momento de publicar la noticia, el precio para cada una es de R7.000.000, un equivalente de 411.000€. Si te interesa seguir el proceso, puedes entrar a la web en la que se está haciendo la subasta, WH Auctions. Esta culminará el 25 de marzo a las 12 del mediodía hora local, 1 hora menos en la España peninsular.

Fuentes: Railway Gazette, Rail Color News, Valencia Plaza y Expansión.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!