Trenvista

Renfe anuncia la puesta en marcha de la serie 490 para servicios de Media Distancia

Llevan sin prestar servicio desde 2014 debido a problemas de fisuras en sus bogies.

Noticia de . por .

Dos meses después del traslado de dos unidades a la Base de Mantenimiento de Málaga Los Prados, Renfe ha anunciado oficialmente la puesta en marcha de la serie 490. La otra usada para los servicios Alaris volverá a la actividad para hacer trenes de Media Distancia.

Para ello Renfe va a invertir aproximadamente 12 millones de euros en el proyecto. Que aparte de la reparación del problema que retiró del servicio a estos trenes, va a suponer la modificación de su interior para transformarlo de un tren de Larga Distancia a uno de Media Distancia.

En este sentido, Renfe va a eliminar la cafetería para instalar asientos, máquinas de venta y soportes para el transporte de bicicletas. Por otro lado va a remodelar los asientos actuales, un trabajo que incluirá la instalación de enchufes.

Además va a renovar el pavimento del suelo, pintar o vinilar los paneles interiores y cambiar la iluminación por una del tipo LED. Por último la puesta en marcha de la serie 490 incluirá una remodelación de los sistemas de información a los viajeros.

Estos cambios permitirán ofrecer un total de 171 plazas sentadas (11 más que en la actualidad) y 2 para personas de movilidad reducida.

La puesta en marcha de la serie 490 devolverá al servicio a unos trenes que sólo han prestado servicio durante 14 años

Los trenes de la serie 490 fueron retirados prematuramente del servicio en 2013 ante la aparición de fisuras de sus bogies. Culminaba así un corto tiempo de funcionamiento, que se había iniciado el 15 de febrero de 1999.

En junio de 2014 Renfe recuperó algunas composiciones para prestar el servicio Intercity Madrid-Valencia. Aunque fue una situación temporal ya que a los pocos meses la operadora las retiró de nuevo debido a estos problemas.

La recuperación de estos trenes para prestar servicio comercial incluirá la subsanación de este problema que también han sufrido otros trenes de la misma generación de Pendolinos, como las unidades de las series 4000 de Portugal.

Además a nivel técnico también habrá que realizar otros trabajos de reparación y sustituición de elementos que han quedado inútiles debido al paso del tiempo. Para ello Renfe Fabricación y Mantenimiento ha hecho varias licitaciones, habiendo finalizado el plazo para presentar ofertas en la última de ellas este lunes.

Las licitaciones contemplan contratos para:

  • Suministrar elementos del pantógrafo y material electromecánico.
  • Suministro y reparación de amortiguadores.
  • Adquisición de repuestos varios.
  • Suministro de plásticos y elastómeros.

Además Renfe contempla la actualización del ASFA digital a la versión 4 y la instalación de equipos ETCS y GSMR.

La previsión es que los trabajos tomen 10 meses en cada unidad, por lo que no será al menos hasta mediados de 2023 cuando las volvamos a ver prestando servicio.

4.2 6 votes
Puntuación del artículo

Suscríbase a los comentarios
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments