Trenvista

Metro de Lisboa y Carris: acecho a los infractores

Noticia de . por .

  • El número de inspecciones llevadas a cabo en Metro de Lisboa y Carris disminuyó en 2014 con respecto al año anterior.
  • Desde el año pasado, las infracciones cometidas en Metro de Lisboa y Carris se convierten en delitos fiscales.
  • Carris ha añadido este mismo mes una nueva sanción algo controvertida.
Las multas impuestas por Metro de Lisboa y carris expiran a los 5 años. Foto: Pablo Nieto.
Las multas impuestas por Metro de Lisboa y carris expiran a los 5 años. Foto: Pablo Nieto.

Durante el pasado año, Metro de Lisboa y Carris denunciaron más de 30.000  infracciones, que suponen unos 5 millones de euros en multas. Sin embargo, sólo una pequeña parte de los denunciados paga el castigo.

Muchas multas, pero pocos pagos

Si dividimos las sanciones por compañías, Carris multó a 18.236 infractores (lo que se traduce en unos 3,4 millones de euros en sanciones), mientras que Metro de Lisboa hizo lo propio con 11.796 personas (lo que debería reportarle 1,65 millones de euros).

Sin embargo, sólo una ínfima parte de los multados procede al pago de la sanción: algo más del 5% de los infractores de Carris  y un 14% de los de Metro de Lisboa.

Ahora colarse en Metro de Lisboa y Carris sale más caro

A pesar de que los datos son desalentadores, lo cierto es que Metro de Lisboa y Carris tienen muchas opciones de cobrar las multas, ya que desde el 1 de enero de 2014, las infracciones cometidas en el transporte público portugués constituyen delitos fiscales, por lo que se persiguen con más ahínco.

En el caso de Metro de Lisboa, la sanción por viajar sin billete va de los 140 a los 210 euros, mientras que los tranvías de Carris imponen una multa de entre 285 y 427,50 euros (Carris también se encarga de los autobuses urbanos y elevadores, cuyas sanciones varían).

La cantidad recaudara se reparte entre diferentes entes públicos: el 20% va para Metro de Lisboa y Carris, el 40% para el Estado, el 35% para la Administración Tributaria y de aduanas y el restante 5% para la Autoridad del Transporte Metropolitano de Lisboa.

Por otra parte, desde este 16 de enero los usuarios de Carris que apoyen los pies en la tapicería, se cuelguen de las barras de los vehículos o hagan demasiado ruido podrían recibir multas de entre 50 y 250 euros. Ante las críticas recibidas por esta nueva sanción, la empresa ha respondido que se trata de una medida disuasoria para promover el comportamiento cívico, y que no espera recaudar grandes sumas de dinero con ella.

 

Fuente: Público.pt

0 0 votes
Puntuación del artículo

Suscríbase a los comentarios
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments