IP licita la reapertura del tramo cerrado de la línea del Vouga

La inversión forma parte de un plan de renovación integral de la línea que busca convertirse en un eje de movilidad sostenible con trenes que funcionen con pila de hidrógeno.

Noticia de . por

Infraestruturas de Portugal, la gestora de las infraestructuras ferroviarias del país luso, ha licitado por 4,95 millones de euros la renovación integral del tramo Sernada do Vouga-Oliveira de Azeméis de la línea del Vouga. 30 kilómetros de ferrocarril de vía métrica cerrados al servicio comercial desde 2013 por el mal estado de las vías.

Esta inversión forma parte de un plan de 34 millones de euros con los que hasta 2025 se va a reformar toda la línea. Con una inversión plurianual escalonada.

La línea del Vouga, amenazada de cierre en 2011, es el Ave Fénix de los ferrocarriles portugueses

La línea, que es la única de ancho métrico que se mantiene abierta en Portugal, estuvo amenazada de cierre durante el conocido como Gobierno de la Troika. Sin embargo, aunque se salvó de ser cerrada, el tramo central tuvo que ser cerrado al servicio debido al mal estado de la infraestructura.

Desde el 1 de noviembre de 2013 los trenes ya no transportan viajeros entre Sernada de Vouga y Oliveira de Azeméis por motivos de seguridad.

No obstante estos 30 kilómetros siguen siendo recorridos por los trenes que operan el tramo Oliveira de Azeméis y Espinho cuando necesitan ir a los talleres de Sernada. Pero lo hacen a una velocidad máxima de 10 km/h; la podredumbre de las traviesas hace que en algunos puntos los carriles se asienten directamente sobre la tierra. Una circunstancia que en 2009 causó que descarrilara un tren con viajeros que iba a tan solo 32 km/h.

Una situación que está a punto de revertirse. Con las obras licitadas por IP el pasado 13 de enero la empresa adjudicataria dispondrá de un año para hacer una renovación completa del tramo. Que contempla la sustitución de los carriles, traviesas, fijaciones y el balasto. Además de la automatización de los pasos a nivel existentes.

Un primer paso que no sólo permitirá recuperar el tráfico ferroviario en toda la línea del Vouga; también permitirá operarla en condiciones de seguridad y con el máximo confort a los viajeros en este tramo que lleva sin servicio más de 8 años.

Actualmente ya se ha completado la renovación integral del tramo Águeda-Sernada do Vouga (de 14 kilómetros) y se está trabajando en el tramo Oliveira de Azeméis-Vila da Feira (de 13 kilómetros).

Futuras mejoras y trenes de hidrógeno

No obstante la inversión que está recibiendo la línea del Vouga se limita a la renovación de la infraestructura y superestructura. Pero no contempla rectificaciones de trazado ni la electrificación.

Sin embargo, según informa Infraestructuras de Portugal a Público, estas obras deben considerarse una fase inicial de la modernización; como parte del Plan Nacional de Inversiones 2030.

Entre algunas mejoras que se están planteando se encuentra la construcción de una variante en Sivedale, al sur de Espinho. Que permita a los viajeros transbordar de forma sencilla entre la línea del Vouga y los trenes urbanos de Oporto.

Un transbordo que se perdió en 2008 cuando entró en servicio la nueva estación soterrada de Espinho de la línea del norte. Ubicada a 500 metros de la anterior, que compartía vías con la cabecera de la línea del Vouga.

Además IP está estudiando modificar la ubicación de algunas estaciones para adaptarla a la situación actual. De tal forma que lugares de interés como escuelas, centros comerciales y centros de salud cercanos a la línea puedan tener una estación cercana. Y así mejorar la utilidad de este ferrocarril.

Por otro lado CP, la operadora de la línea, ha presentado un proyecto para renovar la flota de la línea y dotarla de una pila de hidrógeno que sustituya a los motores diésel actualmente en uso. Una renovación que dependerá de su viabilidad técnica y económica.

0 0 votes
Puntuación del artículo
Suscríbase a los comentarios
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments