El concurso para los servicios a bordo de Renfe queda desierto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
  • Ninguna empresa presenta una oferta al concurso realizado por Renfe.
  • La última prórroga acordada con Ferrovial termina el 30 de junio.
  • Desde ahora la operadora tiene 3 opciones con este servicio, entre las que está la internalización.

Ayer 16 de febrero finalizaba el plazo para presentar ofertas para el concurso para la prestación de servicios a bordo de los trenes de Renfe. Un concurso que ha quedado desierto ya que ninguna de las empresas interesadas ha presentado una oferta, según fuentes sindicales consultadas por El Economista.

Nuevo concurso, internalización o eliminación del servicio

La licitación de este concurso se realizó durante el verano de 2020 con un presupuesto de 122 millones de euros para 5 años, frente a los 493 del concurso suspendido en abril. La reducción del importe máximo del contrato, debido a que durante la pandemia se van a necesitar menos servicios, parece haber sido el motivo por el que al final el concurso se ha quedado desierto ya que no resulta rentable.

Tras este resultado, la operadora pública puede seguir 3 caminos sobre los que aún no se ha pronunciado:

  1. Repetir el concurso con mejores condiciones económicas.
  2. Internalizar el servicio a través de su filial Logirail, lo que supondría la subrogación de los trabajadores contratados actualmente por Ferrovial. Es el camino que la operadora pública quiere seguir con el personal de estaciones pero que el Ministerio de Hacienda debe autorizar, algo que aún no ha sucedido.
  3. Suspender el servicio de manera definitiva, algo que no está entre los planes comerciales de Renfe.

La incertidumbre continúa en los servicios a bordo de Renfe

La oferta de trenes de Renfe sigue sin ser la misma que antes de la pandemia y la operadora no ha recuperado aún el servicio de restauración a bordo, por lo que la necesidad de tripulación es mínima.

Los trabajadores que hasta marzo de 2020 trabajaban en los trenes de Renfe viven sumidos desde entonces en una gran incertidumbre. Aunque están bajo un ERTE, su futuro laboral se ha encontrado con varios obstáculos en el camino.

El primero sucedió en el mes de abril, al suspenderse el concurso para la renovación del servicio y manifestar Renfe que no tenía interés en prorrogar el contrato con Ferrovial, la adjudicataria vigente. Esto hubiera supuesto el despido de todos los trabajadores en lugar de la subrogación a la nueva empresa encargada del servicio.

Sin embargo, a última hora la empresa pública y la proveedora firmaron una prórroga hasta el 31 de enero, a la que le ha seguido una segunda prórroga firmada en enero y que durará hasta el 30 de junio.

Ahora habrá que ver qué decide hacer Renfe a partir de este día y, si tiene intención de internalizar el servicio como quiere hacer con el personal de estaciones, ver si Hacienda se lo permite.

Empresas: ,
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar sesión en Trenvista