Trenvista

Cierra el último ferrocarril con locomotoras de vapor en servicio regular

Se cierra una era que ha cambiado radicalmente el mundo y que ha sido la base de la sociedad moderna.

Noticia de . por .

El 25 de abril el Ferrocarril de la Mina de Carbón de Sandaoling (China) prestó su último servicio. Considerado como el único ferrocarril del mundo que seguía locomotoras de vapor en servicio regular, su clausura supone el final definitivo de una era que ha durado 210 años.

Según han informado fuentes locales a la web Railfan, el 25 de abril fue el último día de operación de esta línea. Que ya ha comenzado a ser desmantelada, empleando para ello grúas de vapor. Hasta la fecha utilizaba locomotoras del tipo 1-4-1 «Mikado» para el transporte de carbón por un perfil duro que tenía pendientes del 2%.

Aunque el cierre de esta línea ha supuesto el final de las locomotoras de vapor en servicio regular a nivel mundial, sigue habiendo lugares que las usan con fines comerciales. Sin embargo, según Ben Kletzer, fotógrafo especializado en ferrocarriles que usan vapor, se usan de forma esporádica y sólo para maniobras en China, Corea del Norte y Bosnia.

El adiós a las locomotoras de vapor en servicio regular, el fin de una era

Con ese hito se cierra una era que revolucionó el transporte y el mundo. La invención de la máquina de vapor y la evolución en locomotoras móviles fue clave para permitir el transporte de grandes cantidades de viajeros y de mercancías en tiempos nunca vistos.

Aunque antes de la revolución industrial ya existía el ferrocarril, su capacidad de transporte estaba limitada a la tracción de sangre. Con animales que hacían trabajos forzados y que ofrecían poca capacidad de arrastre a una velocidad muy reducida.

Las máquinas de vapor estacionarias permitieron aumentar esta capacidad. Sin embargo requerían una unión física con los vagones mediante cuerdas o cables y sistemas de poleas similares a los que emplean los funiculares en la actualidad. Por lo que, si bien supuso una mejora, tenía grandes limitaciones operativas.

Sin embargo, en 1801 el británico Richard Trevithick construyó la primera máquina de vapor móvil. Aunque estaba diseñada para circular por caminos, al año siguiente se construyó la primera locomotora de vapor para uso ferroviario, aunque no se tiene constancia de si llegó a circular.

Según los historiadores, el primer servicio comercial prestado por una locomotora de vapor tuvo lugar alrededor de 1812. Lo hizo la locomotora Salamanca, fabricada ese año por Matthew Murray de Holbeck, en el Middleton Railway entre Middleton y Leeds. Aparte de estrenar el uso de este tipo de tracción para mercancías, la Salamanca fue la primera locomotora fabricada con dos cilindros.

Grabado de la locomotora de vapor "Salamanca", la primera que se usó en servicio comercial.
Grabado de la locomotora de vapor «Salamanca», la primera que se usó en servicio comercial.

Dos cientos diez años después las locomotoras de vapor se despiden de los servicios regulares. Pero permanecerán en servicio con fines históricos y turísticos, manteniendo vivos unos vehículos que han cambiado el mundo.

4.5 2 votes
Puntuación del artículo

Suscríbase a los comentarios
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments