Alstom rompe el acuerdo con CAF para los trenes del RER de París

  • Alstom rompe el compromiso adquirido por Bombardier con CAF para fabricar 146 trenes que ya habían sido adjudicados.
  • Este encargo es el más grande que el fabricante español ha recibido en Francia.
  • RATP y SNCF Voyageurs han amenazado a Alstom con acciones judiciales por obstaculizar una renovación de material móvil que se va a retrasar de manera inaceptable.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Tren de la serie MI 79 de la RAPT, que será sustituida por los nuevos trenes de la serie MI20 fabricados por CAF, fotografiada en una estación de la línea B del RER de París. Dominio público. ALEXANDRE
Tren de la serie MI 79 de la RAPT, que será sustituida por los nuevos trenes de la serie MI20 fabricados por CAF. ALEXANDRE.

El fabricante francés de material móvil Alstom ha roto ayer de forma unilateral el acuerdo que Bombardier había alcanzado con la española CAF para construir 146 trenes destinados a la línea B del RER parisino. Un giro de tuerca que se produce a los pocos días de haberse completado la compra de Bombardier Transportation por parte de la empresa gala.

CAF se queda sin socio

El pasado 14 de enero RATP y SNCF Voyageurs anunciaron la adjudicación del contrato con el que se van a fabricar los trenes de la serie MI20 que reemplazarán a los actuales MI79 y MI84 al consorcio Bombardier-CAF.

Por un importe de 2.500 millones de euros, se trata del mayor encargo que CAF ha recibido en Francia que, sumado al realizado en 2019 por parte de SNCF para construir 29 trenes de larga distancia por 700 millones de euros, convierten a la empresa vasca en un actor importante en el ferrocarril francés.

Si bien la decisión se había tomado a finales de 2020, en diciembre Alstom (que era una de las rivales en el proceso con una propuesta que era entre 500 y 600 millones más cara) llevó la decisión al Tribunal de Justicia de París por considerar la oferta demasiado baja. Como consecuencia el concurso quedó temporalmente suspendido.

Como respuesta, RATP y SNCF Voyageurs acudieron al Tribunal Supremo de Apelaciones, que permitió la reanudación del proceso. Alstom, que estaba disconforme con la resolución, apeló al mismo tribunal pero el recurso fue rechazado el 13 de enero por lo que al día siguiente se pudo anunciar la adjudicación.

La firma del contrato debió haberse hecho en los días siguientes a la adjudicación pero no pudo llevarse a cabo porque Alstom, a pesar del varapalo anterior, volvió a presentar recursos; esta vez ante el Tribunal Administrativo de París. Una decisión que generó malestar en la RATP y SNCF Voyageurs porque la actitud de Alstom obstaculizaba la decisión que habían tomado.

El plan B de Alstom

Los recursos presentados ante los tribunales han permitido que el contrato no se firmara hasta que concluyera la compra de Bombardier por parte de Alstom, con lo que el nuevo gigante del material móvil ha ganado tiempo para salirse del acuerdo al que en su momento llegaron Bombardier y CAF antes de firmarlo. Una salida que se produce justo el día previo al que los tribunales se pronunciaran sobre el recurso.

Nada más finalizar la operación de compra, Alstom anunció que estudiaría el contrato. Sin embargo, ayer anunció que la empresa se veía obligada a retirarse insistiendo en que las condiciones económicas «no corresponden al precio del mercado y no permiten ejecutar este contrato sin riesgos importantes para el financiador, el explotador, para los viajeros y nuestra empresa».

Argumenta, además, que varias auditorías internas y externas desaconsejaban aceptar la oferta presentada por Bombardier y CAF.

La RATP y SNCF consideran ilegítima la salida del acuerdo

Las empresas adjudicadoras del contrato han mostrado estar sorprendidas ante la retirada de Alstom, que consideran ilegítima ya que, al asumir los compromisos de Bombardier, tendría que haber seguido adelante con el proceso y actuar acorde lo indicado por la Justicia.

Añaden que el contrato ha sido auditado de forma rigurosa tanto a nivel interno como externo sin haber concluido que sea una oferta demasiado baja.

Denuncian que la actitud de la compañía va a retrasar de manera inaceptable la renovación del parque móvil de la segunda línea de cercanías más usada de Europa y han amenazado con llevar a Alstom a los tribunales.

Por su parte, CAF ha optado por no valorar el movimiento de Alstom pero sostiene que su intención es seguir adelante con el contrato, por lo que podría buscar un nuevo socio o fabricar los trenes en solitario.

Ayúdanos a seguir ofreciendo información independiente

En Trenvista llevamos más de 20 años comprometidos con la información independiente. Ofreciendo contenidos objetivos libres de intereses de entidades tanto públicas como privadas.

Y queremos seguir teniendo la libertad de transmitir los hechos como son sin que nadie nos diga qué tenemos que contar o callar. Para conseguirlo necesitamos tu ayuda.

Por muy poco te puedes suscribir a Trenvista y apoyar la comunicación ferroviaria independiente. Además contribuirás a que podamos publicar más y mejor contenido y disfrutarás de otras ventajas como una newsletter premium y acceder a la versión difital de nuestra futura revista.

 

Empresas: , , , ,
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar sesión en Trenvista