El Suburbano cumple 50 años

A las 7 de la mañana de tal día como hoy, en el año 1961, entró en servicio el Ferrocarril Suburbano de Carabanchel; la primera línea de metro financiada y explotada por el Estado español. Esta línea, que conectaba la estación de Plaza de España con la de Carabanchel, es actualmente parte de las líneas 5 (entre Carabanchel y Casa de Campo) y 10 (entre Plaza de España y Casa de Campo).

Cocheras de Aluche con un 300 1ª. Foto de M25oct88
Un tren de la serie 300 1ª circulando junto a las cocheras de Aluche.

La tienda ferroviaria 15% de descuento

El primer metro en superficie

Una de las peculiaridades de este ferrocarril tipo metro, a parte de ser público, es que 5,5 sus 9,5 kilómetros de recorrido eran en superficie, en vez de en túnel como el resto de las líneas. Esto fue debido a que circulaba por la Casa de Campo, el mayor parque público de Madrid, y no por la ciudad.

Además, fue la primera línea que se construyó con andenes de 90 metros de longitud en sus estaciones, lo que permitiría en un futuro la circulación de composiciones de 6 coches. Esta misma longitud de andenes fue posteriormente utilizada en la construcción de la línea 5 y fue adoptada también por las líneas 1 y 3 que originalmente poseían andenes de 60 metros.

También fue la primera línea de metro en Madrid en equipar una de sus estaciones con escaleras mecánicas, Plaza de España. Como curiosidad, estas escaleras fueron las más largas de Europa, pues salvaban un desnivel de 21,5 metros. Sin embargo, debido a los problemas que causaba el operar un tramo tan largo con una sola máquina, posteriormente se dividió en dos tramos y se reforzó la subida con la instalación de una segunda escalera. Cabe destacar que junto a escalera mecánica había un ascensor que también facilitaba el acceso a los andenes.

La inauguración, dos días antes

El por entonces jefe de Estado, Francisco Franco, fue el encargado de presidir el evento inaugural, que tuvo lugar el viernes 4 de febrero de 1961; el mismo día que el de la ampliación de la línea 1 entre Tetuán y Plaza de Castilla.

La comitiva realizó el viaje completo desde Plaza de España hasta Carabanchel, deteniéndose momentáneamente en todas las estaciones. Además, visitó el edificio de la estación de Lago.

Descontento inicial

El primer día de servicio se puede considerar que fue un éxito, pero sólo en cuanto a público. Los trenes iban llenos, tanto por viajeros como por curiosos. No obstante, estas aglomeraciones causaron algunas averías que hicieron que el tráfico se colapsara. A estas averías hubo que sumarle un corte en el suministro de energía eléctrica que ocasionó que los trenes, escaleras mecánicas y el ascensor quedaran paralizados.

Además, un vecino de Carabanchel se quejó públicamente -en el nombre de más ciudadanos a través del diario ABC – sobre el horario de servicio, que inicialmente era de 7:00 a 23:00, cuando el resto de la red de metro permanecía abierta dede las 6:30 hasta la 1:30 del día siguiente.

La evolución

En 1976, el tramo comprendido entre Carabanchel y Aluche pasó a formar parte de la línea 5 del Metropolitano, con el objetivo de mejorar las comunicaciones en el nuevo intercambiador modal, en el que confluyeron dos líneas de metro, una de cercanías y varias de autobuses urbanos e interurbanos. El 18 de diciembre de 1981, el Suburbano fue ampliado hasta Alonso Martínez, en el afán de concluir el proyecto original.

En el año 1984, tras la nacionalización del Metropolitano, el Suburbano se integró en esta compañía, pasando así a ser la línea 10. En 1995 se puso en servicio un túnel alternativo entre Plaza de España y Lago para pasar por la estación de Príncipe Pío, por entonces servida por el Ramal. Finalmente, en 1998, se pudo dar por concluido el proyecto, ya que la línea 10 fue ampliada hasta Fuencarral, tras fusionarse con la antigua línea 8. Para esto hizo falta la construcción de un nuevo túnel entre Alonso Martínez y Nuevos Ministerios. En 1999, entre Carabanchel y Aluche, se abrió la estación de Eugenia de Montijo.

En 2002, la fisonomía del original Suburbano fue modificada severamente, debido al plan de ampliación 1999-2003 que llevó a la línea 10 hasta Alcorcón. Se construyó una estación intermedia entre Lago y Batán -llamada Casa de Campo-, que se convirtió en la nueva cabecera de la línea 5, ampliada desde Aluche. Por otro lado, el tramo comprendido entre Alonso Martínez y Casa de Campo fue reconvertido a gálibo ancho, con andenes de 110 metros de longitud. Con esta reforma se suprimieron todos los andenes centrales característicos de esta línea y se reformaron todas las estaciones para darles un aspecto de recién construidas. Se aprovechó, asimismo, para soterrar el tramo Casa de Campo-Campamento.

El último cambio que ha sufrido el recorrido del Suburbano fue el soterramiento, en 2009-2010, del tramo Campamento-Empalme, tras años de quejas de los vecinos a causa de los ruidos.

La Vanguardia, Europa Press, ABC

PUBLICIDAD

1 comentario en “El Suburbano cumple 50 años”

  1. Recuerdo cuando, en esa época, coger el suburbano para ir al Parque de Atracciones, era como hacer un largo viaje, casi una aventura. Corría el bulo de que, al pasar la línea por debajo del Manzanares, se podía desplomar, y el tramo entre Plaza de España y Lago daba un poquito de miedo. Luego, la sensación de salir al aire libre transformaba el vulgar viaje en metro en un auténtico viaje en ferrocarril, con todo lo que eso supone. Qué tiempos, tan lejanos y tan próximos.

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!