Los impactos ambientales del ferrocarril

Locomotoras diésel de la serie 319 emitiendo notablemente gases de efecto invernadero a la atmósfera. Foto: eldelinux.
Locomotoras diésel de la serie 319 emitiendo notablemente gases de efecto invernadero a la atmósfera. Foto: eldelinux.

En El tren verde hemos comentado en nuestras anteriores publicaciones que el ferrocarril es el medio de transporte más ecológico, pero ello no quiere decir que no produzca ningún tipo de efecto sobre el medio ambiente. De hecho, tanto la construcción de infraestructuras como la puesta en marcha y funcionamiento de las mismas, en especial de las LAV (Líneas de Alta Velocidad) puede generar una serie en impactos ambientales que deben tenerse muy presentes.

Los conocidos como impactos ambientales son las modificaciones artificiales que se hacen en el medio.

La tienda ferroviaria 15% de descuento

La construcción de nuevas líneas ferroviarias, ampliación o mejora de las mismas, junto con el transito de trenes, siempre acarrean efectos al entorno que deben ser contemplados y tenidos en cuenta en los proyectos.

Estos impactos por regla general están interrelacionados por lo que es necesario tener una visión global de todos ellos para poder evitar una reacción en cadena que destroce el entorno de cualquier infraestructura ferroviaria. Pero ¿qué impactos ambientales son estos?

Emisiones

A pesar de haberse demostrado que el ferrocarril es el medio que menos emisiones produce, las emisiones siguen estando ahí. Y no son pocas, por lo que hay que seguir trabajando en reducirlas.

Adicionalmente, el funcionamiento de los trenes y las infraestructuras no son las únicas actividades que producen gases de efecto invernadero. La maquinaria dedicada a la construcción produce unas emisiones que, aunque sean solo en un corto periodo de tiempo comparado con el del funcionamiento del ferrocarril, deben ser tenidas en cuenta.

Geomorfología

La construcción y uso de vías ferroviarias implica siempre cambios en la geología de la zona:

  • La excavación para la construcción de túneles puede producir inestabilidad en el terreno, en especial en obras mal planificadas como la construcción del MetroEste de Madrid o la variante de Pajares.
  • Los movimientos de material del suelo y las vibraciones que implica el transito de trenes por la vía favorece la inestabilidad y desprendimientos de laderas.
  • Se puede alterar la escorrentía superficial y otros sistemas erosivos de manera que se generen o modifiquen cárcavas y otras estructuras geológicas.

Suelos

Los impactos ambientales que sufren los suelos es bastante considerable, especialmente por la degradación física y biológica.

  • Durante la construcción, la perdida de la vegetación que recubre el suelo es un aspecto muy a tener en cuenta. No sólo es necesaria para mantener las características del suelo si no que, además evita la erosión del mismo.
  • Por el derrame accidental de sustancias tanto durante la construcción cómo el funcionamiento de las infraestructuras se puede producir la contaminación de los suelos. También ocurre por una mala gestión de los desechos generados o la movilización de algunas sustancias (como metales pesados) que, antes de las obras, estaban inmovilizadas en una determinada zona del suelo.
  • El suelo pierde productividad a causa, entre otras cosas, de la compactación que genera el transito de maquinaria durante la construcción y de las vibraciones que se producen con el transito de trenes.

Agua

La hidrología sufre daños tanto a nivel superficial como subterráneo.

  • El mayor de los impactos ambientales del ferrocarril  en la hidrología son los cambios en los cursos de ríos y arroyos durante las obras y el funcionamiento.
  • Cambios forzados en el caudal de las corrientes durante la construcción de puentes.
  • Riesgo de contaminación de cursos tanto superficiales cómo subterráneos a causa de la infiltración de sustancias vertidas en accidentes o por un mal tratamiento de residuos.
  • Riesgo de contaminación por la falta de tratamiento de las aguas residuales de la limpieza y funcionamiento de los trenes, en las que se incluyen las aguas fecales.

Flora y fauna

Como se indicó al principio las actividades de construcción favorecen la perdida de la superficie vegetal, pero no es el único de los impactos ambientales a la biodiversidad que se genera. Los ferrocarriles también causan:

  • Perdida y fragmentación de hábitats, que no siempre se solucionan con corredores biológicos.
  • Las obras y el funcionamiento del ferrocarril produce alteraciones en el comportamiento de la fauna de la zona.
  • El riesgo de incendios aumenta tanto durante la construcción de las infraestructuras como durante el transito de trenes aunque se empleen trenes herbicidas.
  • Alto riesgo de atropellos de animales, especialmente aves.
  • Las vibraciones de los trenes y la compactación de suelo favorece la desaparición de la vegetación de todo tipo en la zona.

Paisaje

No todo el mundo tiene la misma percepción del paisaje, pero lo cierto es que la visión de las catenarias y las vías, al igual que otras infraestructuras  y los cambios realizados en el medio resultan desagradables. Por lo tanto la calidad del paisaje disminuye de manera drástica. Esto se magnifica en el caso de las líneas de alta velocidad, ya que la necesidad que tienen de radios de curva muy amplios no las permiten adaptarse al paisaje.

En esta imagen de la construcción del viaducto del Deza, Pontevedra, se puede comprobar uno de los mayores impactos ambientales del ferrocarril: el paisajístico. Foto de Pedro Taboas.
En esta imagen de la construcción del viaducto del Deza, Pontevedra, se puede comprobar uno de los mayores impactos ambientales del ferrocarril: el paisajístico. Foto de Pedro Taboas.

Ruidos

La contaminación acústica es otro de los impactos ambientales a tener en cuenta en el ferrocarril. Obviamente, durante las obras se producen ruidos por lo que el impacto acústico es considerable, afectando tanto al ser humano como a la fauna. Pero las obras no es el único momento en que los niveles acústicos generan impacto; el propio funcionamiento del ferrocarril también lo produce.

Toda esta lista de impactos ambientales no quiere decir, ni de lejos, que dejemos de usar el tren o los otros medios de transporte que produzcan estos o peores efectos al medio ambiente y volvamos a los burros (que, por otra parte vendría bastante bien, ya que están en peligro de extinción). Muchos pueden minimizarse  mediante un correcto estudio y la aplicación de las medidas correctivas necesarias; ya que, seamos sinceros, ninguna actividad humana está exenta de provocar daños en el medio ambiente, incluido el ferrocarril.

PUBLICIDAD

1 comentario en “Los impactos ambientales del ferrocarril”

  1. Es interesante, en México, en la zona sureste, la cual cuenta con muchas reservas naturales, van a construir un tren, y no creo que tengan la manifestación de impacto detallada, o por si, ya estará sobornada la licitación, en fin.

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Nombre:
E-mail:

You have Successfully Subscribed!