En el TGV en pruebas accidentado viajaban niños

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • El accidente del sábado es el peor siniestro en la historia del TGV francés.
  • A bordo del tren viajaban niños, lo que ha provocado la apertura de una investigación de SNCF.
  • Se han recuperado las cajas negras del TGV para determinar si la causa fue el exceso de velocidad.
Imagen del TGV accidentado. Foto: Eshop mall.
Imagen del TGV accidentado. Foto: Eshop mall.

Se empiezan a conocer más detalles sobre el accidente del TGV en las proximidades de Estrasburgo el pasado sábado, en el que 11 personas perdieron la vida. Aún se desconocen las causas del siniestro.

Sábado negro que se suma al drama francés

Todo sucedió cuando un TGV Dúplex realizaba pruebas rutinarias en el último tramo (concretamente en la localidad de Eckwersheim) de la línea que llevará la alta velocidad a Estrasburgo.

Fue cuando el tren giraba a la derecha en una curva relativamente cerrada justo antes de un puente: la cabeza tractora descarriló por la izquierda de la vía, se incendió y cayó en un canal.

El balance hasta ahora es de 11 muertos y 28 heridos, de los cuales 12 tienen un pronóstico grave. También hay desaparecidos, 5 concretamente. Con estos datos, el accidente se ha convertido en el más grave desde la creación de los trenes de alta velocidad franceses en 1989.

Niños en el tren

Con respecto a los pasajeros que iban a bordo del vehículo siniestrado, se ha abierto una investigación para descubrir cómo y por qué, además de los técnicos, también viajaban en el tren 4 niños de entre 10 y 15 años (hijos de algunos de los técnicos y, por suerte, sólo heridos leves).

Este hecho ha enfadado al presidente de SNCF, Guillaume Pepy, que recuerda que era un tren en pruebas y, por lo tanto, el acceso estaba restringido. «Este tipo de práctica no es admitida por SNCF» ha declarado.

Investigando las causas del accidente del TGV

En un primer momento se filtró que la causa del accidente del TGV había sido el exceso de velocidad, por el cual el tren parece que circulaba a 350km/h en un tramo en el que el límite está fijado en 176km/h.

Sin embargo, el maquinista, herido leve, ha afirmado que respetaba la velocidad máxima, así que serán las dos cajas negras del TGV, ya recuperadas, las que determinen los motivos del suceso.

En cualquier caso, desde SNCF insisten en que, incluso si se demostrase que fue el exceso de velocidad lo que causó el descarrilamiento, no habría podido suceder en un viaje comercial, ya que estarían activados los pertinentes sistemas de seguridad que en las pruebas no se usan.

El TAV a Estrasburgo tendrá que esperar

Como consecuencia de este accidente, se han cancelado todas las pruebas que se realizaban en el tramo hasta que se cierren las diversas investigaciones en curso. Por ello, la llegada de la alta velocidad a Estrasburgo, prevista para abril de 2016, se retrasará casi con total seguridad.

Recordemos que, cuando se ponga en marcha, la LAV París – Estrasburgo (o LGV Ést en francés) de 406 kilómetros reducirá el tiempo de viaje entre las dos ciudades de las 2 horas y 20 minutos actuales a 1 hora y 20 minutos, beneficiando a los trenes que tienen Alemania por destino. La mejora también afectará a la conexión de Estrasburgo con Luxemburgo, que pasará de 2 horas y 10 minutos a 1 hora y 36 minutos.

https://www.youtube.com/watch?v=mEjlOeXSNOM

Fuentes: BBC Mundo, Il Fatto Quotidiano, Bluewin y El Heraldo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!