Escocia termina la nacionalización de ScotRail

Desde el 1 de abril ScotRail pertenece a una entidad pública.

de . por

El gobierno de Escocia ha asumido el pasado 1 de abril el control sobre los servicios de ScotRail; la operadora que gestiona todos los trenes contratados por el Estado. Culmina así un proceso de renacionalización confirmado el año pasado. De esta manera todo lo relativo a la operación de la antigua franquicia vuelve a manos públicas.

En 2019 el gobierno escocés, que tiene competencias sobre la operación de sus trenes, anunció a la neerlandesa Abellio que la franquicia terminaría el 31 de marzo de 2022 y no sería renovada. En marzo de 2021, en medio de la crisis en el sector ferroviario británico causada por la pandemia de Covid, se confirmó que ScotRail pasaría a manos públicas al día siguiente de acabar el contrato con Abellio.

Para ello ha creado la nueva empresa ScotRail Trains (SRT) propiedad del nuevo organismo público Scottish Rail Holdings (SRH). Con SHR como propietaria de la operadora se busca separar la operación ferroviaria de la agencia Transport Scotland que gestiona el transporte público del país británico.

De cara a los viajeros la transición se ha hecho de forma totalmente transparente. La marca se mantiene intacta, con la única diferencia de que desaparece la frase «Operada por Abellio». Los billetes y abonos adquiridos con anterioridad al cambio siguen siendo válidos y los horarios y precios, fijados por el gobierno escocés, se mantienen intactos.

Los trenes de ScotRail Trains seguirán siendo de propiedad privada

No obstante el parque móvil que usa la operadora, compuesto íntegramente por trenes autopropulsados que incluyen el popular Intercity 125, siguen en manos privadas. Ya que pertenecen a las denominadas ROSCO (Rolling Stock Company), empresas que se encargan de comprar el material móvil para luego alquilárselo a las operadoras.

Con la nacionalización de ScotRail Escocia sigue los pasos de Gales, que ha nacionalizado KeolisAmey Wales el año pasado. Sin embargo en ambos países siguen pudiendo circular operadoras privadas en libre competencia. Y a Escocia siguen llegando los trenes del nocturno Caledonian Sleeper, operado por Serco por contrato con el gobierno británico.

Dado que Irlanda del Norte no privatizó sus ferrocarriles, Inglaterra se queda como el único estado británico con la operación de sus trenes en manos privadas; aunque por el momento cuenta con algunas operadoras públicas.

Está previsto que en 2023 entre en vigor el nuevo modelo ferroviario británico. En el que Network Rail, la titular de las infraestructuras ferroviarias en las islas Gran Bretaña y Wight, será sustituida por la nueva Great British Railways.

Será un organismo público que aparte de gestionar toda la infraestructura ferroviaria se encargará de contratar a las operadoras que prestarán los servicios en Inglaterra. Operadoras que actuarán como meras prestadoras de servicios con una marca común a todas.

Logotipo propuesto para Great British Railways, basada en la popular flecha doble diseñada en 1965 por Gerry Barney para British Rail.
Logotipo propuesto para Great British Railways, basada en la popular flecha doble diseñada en 1965 por Gerry Barney para British Rail.

Además Great British Railways, creada a imagen y semejanza de Transport for London, fijará los horarios, los precios de los billetes y se encargará de la venta de billetes. Junto con la gestión de la recaudación.

0 0 votes
Puntuación del artículo
Suscríbase a los comentarios
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments