El tren laboratorio Séneca llega a Galicia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Tren laboratorio Séneca en la estación de A Gudiña Porta de Galicia, en la provincia de Orense. Foto cortesía de ADIF ©.
Tren laboratorio Séneca en la estación de A Gudiña Porta de Galicia, en la provincia de Orense. Foto cortesía de ADIF ©.
  • El tren laboratorio Séneca ha llegado esta semana a Galicia.
  • Se encuentra realizando las pruebas del nuevo tramo de alta velocidad entre Pedralba y Orense.
  • Es el primer tren que alcanza los 300 km/h que pisa tierras gallegas.

El primer tren de alta velocidad en ancho internacional ha llegado esta semana a Galicia como parte de las pruebas que Adif está realizando en el último tramo de la LAV Madrid-Galicia, entre Pedralba de la Pradería y Orense.

Primer tren que alcanza los 300 km/h que llega a Galicia

Desde el 13 de abril el tren laboratorio Séneca, creado a partir del prototipo del Talgo 350, está realizando trabajos de análisis de la infraestructura y de comprobación del funcionamiento de la catenaria así como de los sistemas de señalización y comunicación. Por el momento las pruebas las está haciendo entre las estaciones de Sanabria AV y Taboadela.

Unas comprobaciones necesarias para verificar el correcto estado tanto de la vía como de la electrificación, que complementan a las realizadas hasta la semana pasada por uno de los trenes auscultadores del tipo BT. Y que estuvieron precedidas por las pruebas de carga de los 39 viaductos con los que cuenta el trazado.

Si estas pruebas arrojan resultados positivos y se completa con rapidez el protocolo de la AESF para poner en servicio nuevas líneas de alta velocidad, Adif podrá cumplir su objetivo de poner en servicio este tramo antes de que acabe el año.

Si bien en la actualidad hay trenes de alta velocidad prestando servicio en Galicia, los 730 y los 121, su velocidad comercial máxima es de 250 km/h y circulan en ancho ibérico por la LAV Orense-La Coruña.

De prototipo del Talgo 350 a tren laboratorio

El Séneca, que desde su entrada en servicio con su configuración actual en 2006 se encarga de auscultar las líneas de alta velocidad y es el primer tren eléctrico que las usa, es un tren laboratorio desarrollado a partir de un prototipo.

Fue en el año 1998 cuando Talgo, queriendo meterse en el creciente sector de la alta velocidad, mandó a construir a AdTranz y Krauss Maffei una cabeza tractora de alta velocidad que junto a 6 remolques formaron el prototipo de la familia Talgo 350.

Tras finalizar las pruebas y formalizarse el pedido de la serie 102 de Renfe (el primero de la familia), el tren pasó a manos del GIF para convertirse en tren laboratorio. Posteriormente Adif lo transformó para dejarle en su configuración actual.

El Séneca dispone de equipos para hacer la auscultación dinámica y geométrica tanto de la vía como de la catenaria, comprobar los fenómenos aerodinámicos en los túneles y verificar el correcto funcionamiento del ASFA, el ETCS y el GSM-R.

Dado que inicialmente sólo tenía una cabeza tractora, encargó a Talgo la construcción de otra cabeza, pero en este caso remolcada aunque simulando con lastre los elementos de tracción y transmisión para que ambas cabezas tuvieran el mismo comportamiento dinámico. Junto a la cabeza se construyó un coche extremo con asientos de clase Turista. Por su parte, el coche cafetería y el otro coche extremo contienen los equipos embarcados de laboratorio.

La cabeza tractora y los dos coches laboratorio del Séneca en la estación de A Gudiña Porta de Galicia. Foto cortesía de ADIF.
La cabeza tractora y los dos coches laboratorio del Séneca en la estación de A Gudiña Porta de Galicia. Foto cortesía de ADIF.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar sesión en Trenvista