El Rey inaugurará la LAV de Extremadura el 18 de julio

de . por

El próximo lunes 18 de julio SM el Rey Felipe VI presidirá la inauguración de la primera fase de LAV de Extremaudra, que unirá Plasencia con Badajoz y permitirá reducir el tiempo de viaje en 51 minutos entre Madrid y Badajoz.

El acto comenzará a las 17:30 en la estación de Cáceres, en donde se iniciará el viaje de ida, que tendrá parada poco más de media hora después en Mérida. Tras un pequeño evento, el tren reanudará su marcha para llegar a la estación de Badajoz sobre las 18:50.

Junto a la estación se instalará una carpa para realizar el evento institucional que se ha convocado no exento de polémica ya que en un primer momento el MITMA lo había denominado «Acto de inauguración del AVE a Extremadura».

A diferencia del acto celebrado el 23 de junio, que fue una visita oficial en la que se anunció la puesta en marcha de la infraestructura, este evento será la inauguración de la línea.

Al día siguiente entrará en servicio el Alvia Madrid-Badajoz, que recortará el tiempo de viaje entre Madrid y Badajoz de las 5 horas y 8 minutos a 4 horas y 17 minutos. El Intercity, por su parte, sustituirá al Regional Exprés directo Madrid-Badajoz y reducirá el tiempo de viaje en 34 minutos para tardar 4 horas y 38 minutos.

La LAV de Extremadura, puesta en marcha por fases

La puesta en marcha del primer tramo de la Línea de Alta Velocidad se va a hacer a medio gas, ya que la infraestructura no está terminada.

En un primer momento, el 19 de julio, entrará en servicio la nueva infraestructura en los tramos Plasencia-Mérida y Mérida-Badajoz; manteniéndose la inversión de marcha en la antigua ciudad romana ya que aún no se ha construido el baipás que lo evitará.

Además la electrificación aún no está terminada y se circulará con el sistema de seguridad ASFA 200. Esto implica que la velocidad máxima del trazado, que está pensado para circular a 300 km/h, esté limitada a 200 km/h. Una velocidad que sólo va alcanzar el tren Intercity, ya que el Alvia puede circular a una velocidad máxima de 180 km/h en modo diésel.

Cuando en 2023 culminen los trabajos de electrificación los trenes Alvia podrán circular también a 200 km/h en este tramo. Posteriormente, con la puesta en servicio del ERTMS la velocidad se verá aumentada a 220 km/h.

Los tiempos de viaje entre Madrid y Badajoz también se reducirán cuando entre en servicio el baipás de Mérida, que ahorrará una inversión de marcha.

El siguiente tramo de la LAV de Extremadura unirá Plasencia con Oropesa (Toledo), que está parcialmente en ejecución. Finalmente, el último tramo que entrará en servicio, y que aún está en estudio informativo, será el que una Oropesa con Madrid.

Dicha conexión podría realizarse de manera directa a la LAV Madrid-Sevilla a la altura de Pantoja (Toledo) o desde la estación de Toledo, que tendría que ser sustituida por una nueva estación ubicada ligeramente hacia el norte para respetar la cota de inundación de 500 años del río Tajo.

5 1 vote
Puntuación del artículo
Suscríbase a los comentarios
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments