Canadian Pacific y Kansas City Southern anuncian su fusión

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Una GP20-ECO de Canadian Pacific y una GP38-2 de KCS en los depósitos de esta última en Kansas. TYLER SILVEST.
Una GP20-ECO de Canadian Pacific y una GP38-2 de KCS en los depósitos de esta última en Kansas. TYLER SILVEST.
  • Los ferrocarriles canadiense CP y estadounidense KCS acuerdan su fusión.
  • Crearán la primera red ferroviaria que abarcará Canadá, Estados Unidos y México.
  • Cuando la operación culmine en 2022 quedarán solo 9 ferrocarriles de clase 1 en Norteamérica.

Los dos ferrocarriles norteamericanos de clase 1 más pequeños, Canadian Pacific (CP) y Kansas City Southern (KCS) han anunciado este fin de semana sus planes de fusionarse y crear la primera compañía con vías en Canadá, Estados Unidos y México.

La operación, pendiente de aprobarse por parte de las autoridades regulatorias, creará una red de 32.000 kilómetros de vías que unirán:

  • Canadá de este a oeste, sirviendo a las 3 ciudades más importantes, Toronto, Montreal y Vancouver.
  • Estados Unidos de norte a sur llegando a ciudades como Chicago, Kansas, Dalas, o Nueva Orleans (y Nueva York a través de vías de otras empresas).
  • México, con vías que llegan a Monterrey, Veracruz o México DF.

Para llevar a cabo la fusión, CP adquirirá todas las acciones de KCS por un total de 29.000 millones de dólares (unos 24.000 millones de euros) y a continuación dará a los accionistas de esta última 0,489 acciones de la empresa y 90 dólares en efectivo por cada título que posean. De tal forma que los actuales accionistas de la empresa de Kansas tendrán un 25% del valor de CP, que pasaría a denominarse Canadian Pacific Kansas City.

A pesar de que tras la fusión continuarán siendo el ferrocarril de clase 1 más pequeño, son las 2 empresas que más han crecido en los últimos años. Y tras su fusión el potencial de crecimiento es aún mayor.

Sólo quedarán 9 ferrocarriles de clase 1

Cuando la operación concluya, previsiblemente a mediados de 2022, en Norteamérica quedarán 9 ferrocarriles de clase 1, que son aquellos que generan ingresos mayores a 250 millones de dólares al año. En el caso de Canadá, estos ingresos tienen que haberse dado en los dos años anteriores de forma consecutiva.

  1. Amtrak.
  2. BNSF.
  3. Canadian Pacific’s Kansas City.
  4. CSX Transportation.
  5. Canadian National (Grand Trunk en Estados Unidos).
  6. Ferromex.
  7. Norfolk Southern.
  8. Union Pacific.
  9. Via Rail.

De esta manera continúa contrayéndose la cantidad de ferrocarriles de este tipo, que en los 90 incluía a redes como Conrail (dividida en 1999 entre CSX y Norfolk Southern), el Illinois Central Railroad (comprado en 1998 por Canadian National) o Atchison, Topeka and Santa Fe Railway y Burlington Northern que se fusionaron en los 90 para hacer la actual BNSF.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar sesión en Trenvista