Adif refuerza las medidas para paliar los efectos de la nieve y el frío

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Bobinero de Renfe cruzando Busdongo con el paisaje nevado. Foto: Antero Pires.
Bobinero de Renfe cruzando Busdongo con el paisaje nevado. Foto: Antero Pires.
  • El Administrador de infraestructura adopta medidas adicionales para minimizar el impacto de la borrasca Filomena.
  • Ha reforzado personal y los medios tanto en la red convencional como en la red de alta velocidad.
  • Pese a las temperaturas y las nevadas, la borrasca ha generado pocos retrasos e incidencias en el ferrocarril.

La borrasca Filomena ha irrumpido con fuerza en España dejando escenas de nieve a lo largo y ancho del país y la temperatura más baja jamás registrada en toda la Península Ibérica, de -34,6º C en el Alto Aneu. Escenas que si bien resultan muy agradables a la vista, han vuelto a generar complicaciones en las redes de transporte.

Dado que la borrasca permanecerá varios días en la Península Ibérica, Adif ha reforzado las medidas para paliar sus efectos y garantizar la circulación de trenes en todas las líneas. Acciones que se añaden a las ya contempladas en el Plan Director de Medidas Preventivas de Invierno 2020-21 de Adif.

Locomotoras de exploración y socorro en líneas de alta velocidad

Para evitar la interrupción de la circulación en las líneas de alta velocidad, Adif ha repartido por diferentes puntos varias locomotoras para explorar las vías y, si fuera necesario, socorrer a los trenes que no puedan continuar por sus propios medios.

En concreto, estas locomotoras se han distribuido en las bases de Villafranca del Penedés (Tarragona), Brihuega (Guadalajara), Hornachuelos (Córdoba), Madrid Sur (Madrid), Villarrubia (Toledo), Requena (Valencia) y Olmedo (Valladolid).

Para explorar y resolver problemas de la catenaria, como la congelación, el Administrador de infraestructuras ha desplazado dresinas de electrificación a las bases de mantenimiento de Brihuega (Guadalajara), Villafranca del Penedés (Tarragona), Calatayud (Zaragoza), Puigverd (Lleida), Sant Feliu (Girona), Hornachuelos (Córdoba), Mora (Toledo), Calatrava (Ciudad Real), Antequera (Málaga), Requena (Valencia), Gabaldón (Cuenca), Villarrubia (Toledo), Olmedo (Valladolid), Villada (Palencia) y La Hiniesta (Zamora), así como en las estaciones de Zaragoza Delicias, Granada y Medina del Campo (Valladolid) y en los Puestos de Adelantamiento y
Estacionamiento de Trenes (PAET) de Bonete (Albacete) y Soto
del Real (Madrid).

Por último, el personal de mantenimiento mecánico de desvíos estará disponible durante todo el horario de explotación comercial para solucionar problemas de congelación, se han revisado los sistemas de descongelación de rodales en los cambiadores de ancho y dispuesto de equipos portátiles para hacer esta tarea en aquellos cambiadores que no cuenten con este sistema.

Brigadas de apoyo en la red convencional

Al personal habitual de mantenimiento de infraestructuras se le sumarán brigadas de apoyo en diversos puntos de la red que se encargarán entre otras tareas de la exploración de vías, inspección de zonas inundables y de la vigilancia del nivel de los ríos.

Según destaca el administrador de infraestructuras, estas medidas extraordinarias han permitido reducir de manera notable las incidencias en la circulación de trenes de viajeros.

Las más graves se han producido en el Norte, en donde ha sido necesario suspender el servicio entre El Berrón y Pola de Siero así como entre entre Cudillero y Ribadesella en la red de ancho métrico y entre Ortuella y Muskiz de la línea C2 de las Cercanías de Bilbao. En los tres casos se ha establecido un transporte alternativo por carretera.

En los servicios de cercanías de ancho métrico de Cantabria y Asturias se han producido retrasos y supresiones de servicios a causa de la congelación de la catenaria.

Por último, en las líneas de alta velocidad de Andalucía y Levante se han producido retrasos significativos debido a la reducción de la velocidad máxima a 160 km/h en algunos tramos.

El Alvia 4143 que cubría el recorrido Alicante-Santander ha acumulado un retraso de 171 minutos por la congelación de los rodales. Problema que también ha afectado a los Alvia 4151 (Castellón-Gijón) y 4310 (Gijón-Castellón), causando retrasos de 90 minutos.

0 0 vote
Puntuación del artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Suscríbete a los comentarios
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustaría saber qué piensas. Deja un comentario.x
()
x

Iniciar sesión en Trenvista