El ancho de vía en el ferrocarril y su importancia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenidos

Un ferrocarril no es más que un camino formado por dos carriles de hiero o acero paralelos (es decir, permanentemente equidistantes) que permanecen unidos mediante unos elementos transversales de madera, hierro u hormigón armado conocidos como traviesas o durmientes. El hecho de que sean paralelos se debe a que las ruedas de los carruajes –con los que se crearon los primeros caminos guiados– siempre han sido equidistantes, al menos entre las simétricas.

En esta foto, realizada por David Ingham en la estaciónn Caastleton East Juntion, se pueden observar los elementos básicos que forman un ferrocarrril y las traviesas que mantienen el ancho de vía.
En esta foto, realizada por David Ingham en la estaciónn Caastleton East Juntion, se pueden observar los elementos básicos que forman un ferrocarrril y las traviesas que mantienen el ancho de vía.

El ancho de vía

Se define como ancho de vía la distancia que hay entre las caras interiores de los dos carriles o, dicho de otra manera, el hueco que hay entre un raíl y otro. El ancho de vía de un ferrocarril determina la distancia que debe haber entre las ruedas de los vehículos que lo explotarán, generalmente unidas mediante un eje concéntrico. Por este motivo, los vehículos ferroviarios están diseñados para circular por una vía con una separación entre carriles determinada y no lo pueden hacer por otra en el que sea distinta a no ser que se cambien las ruedas, lo cual es un proceso lento y costoso.

Distintos anchos

Con la evolución del sistema, se han adoptado diferentes anchos de vía en función de necesidades de interoperabilidad o de la orografía de la infraestructura.

Ancho internacional – 1.435mm

Es conocido también como ancho estándar, Stephenson o UIC (siglas en francés de la Unión Internacional de Ferrocarriles). Fue diseñado por el ingeniero británico George Stephenson. Su origen está en el tranvía de Willington Way, con el que estaba familiarizado. La separación entre carriles en dicho tranvía era de 4 pies y 8 pulgadas, equivalentes a 1.422 milímetros utilizados debido a que (aparte de ser la común en la zona) posiblemente fuera la más apta para fabricar los carruajes que eran remolcados por caballos.

Con el objetivo de permitir que los vehículos pudieran tomar las curvas sin grandes problemas, a esa medida le añadió 12 pulgada, con la que se llegó a los 1.435mm posteriormente elegidos como estándar en Reino Unido (salvo Irlanda, por entonces parte del territorio) y el resto Europa. Caso peculiar es el de España (y forzosamente Portugal), que usan el ancho de vía ibérico.

Ancho ibérico – 1.668mm

Adoptado en España por motivos no muy claros (aunque la teoría de mayor peso es que se hizo para evitar una posible nueva invasión francesa) originalmente era de 6 pies castellanos, equivalentes a 1.671mm. No obstante, las concesionarias británicas que construyeron los ferrocarriles peninsulares adoptaron un ancho distinto de 5 pies y 6 pulgadas imperiales, equivalentes a 1.674mm lo que afectó a la estandarización. Portugal, con el objetivo de no quedarse aislada del resto del país, optó por emplear un ancho de vía parecido, de 1.664mm que correspondía a 5 pies portugueses.  Sin embargo, en 1955 ambos países adoptaron los 1.668mm como ancho de vía ibérico.

Otros anchos

Por distintos motivos (principalmente orográficos), hay ferrocarriles en todo el mundo que utilizan el denominado ancho métrico, de 1.000 milímetros, como es el caso de la red de vía estrecha de Adif. Además, hay redes que usan anchos distintos como Irlanda (1.600mm) o Rusia y antiguos países soviéticos (de 1.520mm a 1.524mm). Incluso en España contamos con una curiosa excepción en Mallorca, pues el ferrocarril de Sóller tiene una distancia de 914mm (1 yarda inglesa) entre sendos raíles.

Mapa mundi en el que se puede ver el ancho de vía que emplea cada país. Imagen realizada por DePiep.
Los anchos de vía utiliizados en el mundo. Imagen realizada por DePiep

Fuentes: Trains.com, Caminos de Ferro, Ferrocarril de Sóller,

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

2 respuestas

    1. La ventaja de usar el ancho de vía estándar es que permite que los trenes circulen por otros países que también lo tengan. Teniendo en cuenta que es el usado en la mayoría de países europeos, las ventajas son muy grandes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

medyum php shell, shell indir Buy Rick Simpson Oil Kenevir Yağı Kenevir Yağı instagram takipçi paketleri twitter takipçi paketleri