Las diferencias entre AVE y alta velocidad

En España existe una gran confusión entre lo que es un tren de alta velocidad, lo que es el AVE o incluso la denominada línea del AVE; algo que se hace notable cuando se publica alguna noticia al respecto. Con el objetivo de aclarar conceptos, en esta entrega semanal de Encarrilando se explica las diferencias entre alta velocidad y otros términos relacionados.

Un AVE de la serie 100, el primer tren, junto al Talgo 200, de alta velocidad español. Foto: dewet.
Un AVE de la serie 100, el primer tren, junto al Talgo 200, de alta velocidad español. Foto: dewet.

TAV (Tren de Alta Velocidad)

Según el Apéndice 1 de la Directiva Europea 96/48/EC, un tren de alta velocidad o TAV es un vehículo ferroviario capaz de circular a una velocidad igual o superior a:

La tienda ferroviaria 15% de descuento

  • 200 km/h en servicio comercial por líneas adaptadas para esta velocidad.
  • 250 km/h en servicio comercial por líneas de alta velocidad.

Especificar lo de en servicio comercial es importante, ya que no se considera bajo esta categoría a aquellos que sólo pueden alcanzar semejante rapidez en pruebas.

Acorde a esta definición, en España son trenes de alta velocidad todos los incluidos en el dígito 1 de la numeración UIC, además de las locomotoras de la serie 252, los Talgo VI, los coches convencionales tipo Arco y los Alaris serie 490.

Dos denominaciones alternativas a la de TAV puede ser la de Tren Bala (acuñada en Japón) o el galicismo TGV (Train à Grande Vitesse), que es una traducción literal.

LAV (Línea de Alta Velocidad)

Según el apéndice indicado anteriormente, se considera línea de alta velocidad o LAV un ferrocarril diseñado para circular por él a una velocidad igual o superior a:

  • 200 km/h si se trata de una línea clásica adaptada.
  • 250 km/h si se trata de una línea de nueva construcción.

Por lo tanto, aparte de las oficialmente denominadas líneas de alta velocidad, en la red convencional española existen tramos prácticamente residuales que cumplen con esta definición en el corredor mediterráneo o en el tramo Albacete-Valencia.

AVE (Alta Velocidad Española)

Es un servicio de larga distancia de Renfe prestado con trenes que circulan a una velocidad igual o superior a los 300 km/h utilizando exclusivamente las LAV ya que en España son de distinto ancho al del resto de la red salvo la Orense-Santiago.

Como bien se conoce y se indica en el título del apartado, el servicio AVE corresponde a las siglas de Alta Velocidad Española. Si ya de por sí es incorrecto llamar de esta manera a cualquier tren de alta velocidad, más lo es si el servicio se presta en el extranjero; por ejemplo, en Arabia Saudí. De la misma manera, es erróneo confundir LAV con “línea del AVE”; si bien estos trenes sólo circulan por estas líneas (salvo el de Marsella que va por vía convencional en Francia), por estas líneas circulan otros trenes.

En Renfe, aparte del AVE hay más trenes de alta velocidad. Está el Alvia, Avant (servicios de media distancia a velocidades de 250 km/h por LAV), AV City (similar al Avant pero de larga distancia) e incluso algunos Intercity son de alta velocidad.

Alvia

Desde el lamentable accidente de Angrois, es un nombre que está en boca de todos, por lo que es conveniente incluirlo en este artículo. Renfe denomina Alvia a los servicios de largo recorrido que combinan líneas de alta velocidad con líneas convencionales gracias al empleo de trenes de ancho variable. En concreto, se emplean los trenes de las series 120, 130 y 730.

Antiguamente, con la denominación Talgo 200 y Altaria se empleaban composiciones de Talgo VI o Talgo 7 remolcados en las líneas de alta velocidad por locomotoras 252 a velocidades de 200 km/h.

PUBLICIDAD

1 comentario en “Las diferencias entre AVE y alta velocidad”

  1. Yo creo que es más sencillo que toda esa información técnica, que está muy bien.

    Mi opinión, como amante del Talgo por línea convencional, que era fantástico cuano iba a 160 km/h es que ahora Altaria, suele ser -no siempre- pero suele ser un Talgo llamado Talgo 250. Este cacharro es, en parado, más ancho, más cómodo, más amplio y más luminoso que un AVE por ejemplo de Simens, pero cuando llega a los 200 se nota mucho la velocidad porque no hay más que ruido y vibraciones. En un AVE de los de Siemens, a 300 km/h, no notas nada. Es verdad, que es más estrecho, más incómodo y más oscuro, incluso lúgubre, pero la puta verdad es que no se mueve ni suena absolutamente nada.

    No hace falta tecnicismo. Resumen: Un AVE, es un AVE, un TALGO es un TALGO de toda la vida por encima de sus posibilidades. Un TALGO de toda la vida a 160 Km/hora, era “un lujor del caribe”, a 200 o 250 es una batidora o una lavadora vieja.

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!