¿Cómo se conduce un tren de mercancías?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenidos

Como vimos en el anterior artículo, conocer y saber manejar los mandos de una locomotora es esencial a la hora de conducir un tren. Hoy ¡TÚ! aprenderás a desarrollar las funciones de un maquinista en la vida real ya que conocerás cómo se conduce un tren de mercancías. Aclarar que este elaborado artículo es a título informativo y que bajo ninguna circunstancia tiene una labor de formación.

¿Cómo se conduce un tren de mercancias? Descúbrelo a bordo de una 335.
¿Cómo se conduce un tren de mercancias? Descúbrelo a bordo de una 335.

Primeros pasos

Partimos del supuesto en el que el tren está encabezado por una locomotora de la serie 335, en cuyos mandos se basa el artículo anterior, que se encuentra totalmente apagada.

Inspecciones visuales, encendido de las baterías y conexión de los equipos eléctricos y electrónicos

Lo primero que tienes que hacer al llegar a la locomotora es realizar una inspección visual de algunos de los componentes (areneros, posición normal de todos los disyuntores, etc…). Una vez realizadas, accionas el freno directo y conectas las baterías de la locomotora. A continuación:

  • Conecta el ASFA y lo rearmas con el pulsador que pone «rearme».
  • Comprueba que todas las luces del panel de lámparas funcionan, al pulsar el botón «test de lámparas».
  • Enciende el Tren-Tierra para comunicarte con el auxiliar de operaciones y/o con circulación, es quien te guiará en las maniobras para encabezarte al tren. El EM2000 también lo debes conectar para comprobar que todo funciona con normalidad.

Arranque de la locomotora

Una vez que has comprobado que todo está correcto, acciona el pulsador de arranque motor. Una vez accionado, este realizará un sonido característico (como si de la cuenta atrás de una bomba se tratara) tras el que se arranca la locomotora. Automáticamente, empezará a subir la presión de freno para liberarlos.

Una vez tengas el freno a 5 bares, toca comunicar al auxiliar de operaciones o a circulación a través del Tren-Tierra que se está dispuesto para comenzar la maniobra de encabezamiento.

Dentro de la dependencia

Supongamos que el tren al que nos tenemos que enganchar está en la misma vía, unos metros mas alejado de nosotros.

Maniobra de acople

Un tren de mercancías, encabezado por una 319 de Renfe, ya acoplado.
Un tren de mercancías, encabezado por una 319 de Renfe, ya acoplado.

Una vez des el dispuesto, aflojas el freno de estacionamiento. En cuanto te ordenen iniciar la maniobra, tienes que poner la maneta del inversor de marcha hacia adelante, soltar el freno directo e iniciar la marcha. ¡No te olvides de accionar el pedal de hombre muerto!

Estás a escasos metros del material y es la hora de juntarte al tren o, como decimos los ferroviarios, «hacer topes».  Al principio puede ser complicado y cada maquinista tiene su forma de hacerlo. Yo te explicaré la mía:

Hacer topes

Tienes que juntarte a 2km/h, como mucho a 3 km/h para no causar un accidente; para esto ve jugando con el regulador entre el punto 0 y el punto 1. Si ves que te quedas clavado, utiliza el punto dos pero quítalo lo antes posible. Una vez tengas controlada la velocidad, deja el regulador en el punto uno y ve jugando con el freno directo.

En cuanto choques contra los topes del tren mete el freno directo entero y cierra el regulador. Inmediatamente, tienes que quitar el freno directo y metes dos puntos para comprimir los topes. Una vez sientas que la maquina intenta vencer al material echa de nuevo el freno directo y cierra el regulador.

Prueba de freno completa

Se le hace a todos los trenes en origen, una vez está la formación totalmente acoplada. Para no extendernos mucho, te dejo este vídeo en el que se explica de forma clara y concisa:

Un vez terminada esta prueba te tienen que dar el «Marche el tren» por radiotelefonía o de forma presencial, dependiendo como venga expuesto en la consigna B. Además, la señal de salida tiene que estar abierta (no tiene porque ser en vía libre y depende del bloqueo por el que vayas a circular).

¡Es la hora de partir! Afloja el freno de aire de la composición y espera unos segundos a que todos los vagones del tren aflojen. Una vez hayas hecho esto, ve metiendo puntos de tracción con el regulador poco a poco y afloja el freno directo. El tren va a ir cogiendo velocidad poco a poco. Salimos de una vía desviada, así que fijate por el retrovisor de como va el tren y no excedas los 30km/h hasta que todo el tren no haya librado el cambio de agujas por el que sales de la vía desviada.

En plena vía

Ya estas con todo el tren en la vía. Ahora tienes que ir pendiente de la vía y sus señales, cumpliendo rigurosamente sus órdenes.

Secuencia de señales

Vamos a ver cómo actuar ante algunas de las restricciones que nos podemos encontrar en la vía.

  • Anuncio de parada: si ves que la señal está en anuncio de parada reconoce, quita tracción y con el mando del freno de aire provoca una depresión de 5 bares a 4 bares para amarrar bien el tren, a la vez establece el freno dinámico. Una vez tengas bien amarrado el tren y se quede a una velocidad considerable como para frenar, puedes ir jugando solo con el dinamico ¡pero mucho ojo de que no se te escape el tren! si ves que se empieza a embalar otra vez, utiliza solo el freno de aire.
  • Anuncio de precaución: realizas la misma operación pero sin ponerte en condiciones de detener el tren en la señal siguiente, si no, en no exceder de 30km/h al paso por los cambios de vía situados a continuación de esta, como te contamos en este artículo.
  • Preanuncio de parada: reconoces y dependiendo de la velocidad que te marque el preanuncio y dependiendo a la que circules, con el freno dinamico te llegará para controlar el tren o a lo mejor también tienes que hacer uso de neumático. Mientras el paso por la siguiente señal, lo hagas a la velocidad que te marca la señal de preanuncio… ¡todo va bien!

Límites de velocidad

Antes de llegar a una señal de límite de velocidad, encontrarás una señal que anuncia dicho límite; suele estar a distancia de frenado (1500 m). Cuando pases ante ella o la divises a lo lejos, dependiendo a la velocidad que circules y dependiendo de la orden de la señal, con el freno dinámico bastará o también tendrás que hacer uso del freno neumático.

Desniveles

Hay que aprovechar la inercia del tren en las rampas y en las pendientes, para economizar más el viaje. Si vas a bajar una pendiente, debes cortar tracción y establecer el freno dinámico, jugando con él y manteniendo una velocidad considerable para que a la hora que se acabe la pendiente, si a continuación comienza una rampa, poder subirla con la inercia de la pendiente y así no someter a tanto esfuerzo a la locomotora y derrochar combustible.

En el caso de que la rampa que viene a continuación sea muy fuerte, con el regulador de velocidad le meterás los 8 puntos a la locomotora para lograr subir tu largo y pesado tren.

Si la pendiente que estás bajando es muy empinada y el freno dinámico no es suficiente para mantener el tren, usa el freno de aire, haciendo una frenada fuerte y bajando la velocidad considerablemente, para así no estar haciendo frenadas cada dos por tres y, como consecuencia, desgastar las zapatas.

Deje del servicio

Una vez lleguemos a destino con el tren, hay que echar el freno de aire. Después de detenerlo, aplica el freno directo, apaga el ASFA, quita la llave del panel de freno y la maneta del inversor de marcha antes de pulsar la parada motor. Tras echar el freno de estacionamiento y aflojar el de aire y el directo, es momento de desconectar las baterias y cerrar la locmotora.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

3 respuestas

  1. En primer lugar gracias por el post.

    Lo que mas me interesaba ver era cómo se realizaba la prueba de freno, y justo el vídeo en cuál pusiste no se puede ver. Podrías arreglarlo de algún modo, gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!