Desde el año 2000
poniendo el ferrocarril en tus manos

Ayúdanos a transformar Trenvista

CP quiere comprar 129 trenes nuevos por 1.000 millones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Imagen por ordenador de una unidad Flirt 3 de Stadler como las que CP ya ha comprado para sus servicios regionales. Imagen Stadler.
Imagen por ordenador de una unidad Flirt 3 de Stadler como las que CP ya ha comprado para sus servicios regionales. Imagen © Stadler.
  • Comboios de Portugal está preparándose para licitar la mayor compra de material móvil de su historia.
  • Los nuevos trenes servirán para reforzar un servicio que en los últimos años está sufriendo una carencia de trenes.
  • Podrían entrar en servicio entre 2025 y 2028 si el proceso sigue el ritmo esperado.

La operadora lusa Comboios de Portugal se está preparando para la mayor adquisición material móvil de su historia. Un total de 129 trenes eléctricos autopropulsados para los 3 tipos de servicio que ofrece la compañía: suburbanos (corta distancia), regionales y larga distancia.

Si bien inicialmente preveía adquirir 70 trenes por un importe de 540 millones de euros, las ayudas procedentes de la Unión Europea a través del Fondo de Recuperación, y el previsible aumento de la demanda de viajes en tren han llevado a la operadora pública a ampliar el pedido que va a realizar.

Una renovación completa de flota

En concreto, para los servicios de cercanías prevé comprar 62 trenes. De ellos 30 serán para modernizar el parque móvil de la línea Lisboa Cascais (cuya tensión en catenaria va a pasar a 25 kV)

Los 32 trenes restantes se usarán para otros servicios suburbanos de Lisboa y Oporto.

A estos trenes se les sumarán 55 trenes regionales que, junto con los 22 adjudicados a Stadler en 2019 (aunque el proceso está detenido tras la imipugnación de CAF), modernizarán los servicios interurbanos.

También serán eléctricos y su entrada en servicio irá de la mano de la puesta en marcha de las electrificaciones en las que está trabajando Infraestructuras de Portugal, la entidad responsable de las vías.

Por otro lado, comprarán 12 trenes de largo recorrido con una velocidad máxima de 250 km/h para reforzar el servicio estrella de CP, el Alfa Pendular. Una velocidad que podrán alcanzar en la línea Lisboa-Oporto a medida que vayan entrando en servicio las variantes planificadas.

Aparte de estas cifras irían los 6 trenes que CP tiene previstos para comprar para la línea del Vouga, la única operativa en ancho métrico, por lo que requirirían de un proceso de compra independiente.

El pedido de trenes nuevos para CP se dividirá en 2 lotes

Dado que los trenes de corto y medio recorrido pueden compartir plataforma (como la Civity de CAF, la Vittal de Talgo o la Flirt de Stadler), los 117 trenes que se comprarán para estos servicios irán en un mismo contrato.

Mientras que los trenes de alta velocidad para servicios de largo recorrido irán en un contrato distinto, debido a sus características particulares.

Además, CP está valorando la opción de dejar abierta la opción a comprar más unidades. De tal manera que, de ser necesarias, se podrían comprar a un precio menor que si fuera un contrato nuevo.

Trenes hechos en Portugal

Uno de los criterios que la empresa quiere poner como principales junto a la oferta económica es que los trenes se fabriquen en Portugal lo máximo posible. Aprovechando las industrias y talleres existentes que ya fabrican componentes para vehículos ferroviarios.

O incluso planteando a las fabricantes de trenes invertir en plantas de producción en Portugal. Una opción que podría interesar a la china CRRC para cumplir su objetivo de entrar en Europa.

Se sumarán al material convencional comprado a España

La necesidad de material rodante es una realidad en Comboios de Portugal desde hace unos años. La recuperación de la demanda después de la grave crisis que sufrió el país ha puesto al límite a la capacidad operativa de la compañía.

Al extremo de que en ocasiones hay que suspender servicios por falta de material móvil. Algo que ha llevado a la operadora a recuperar locomotoras y coches de viajeros que estaban fuera de servicio, como las series 1900 y 2600 o los coches Schindler de los años 40 que han vuelto a prestar servicio comercial en la línea del Duero.

Una medida de urgencia que ayuda a paliar la carencia de material, junto con la compra de 51 coches de viajeros a España que entrarán en servicio de forma paulatina a partir de 2021.

Fuente: Publico.pt

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Te ha gustado la noticia?

Ayúdanos a publicar más noticias y otros contenidos todos los días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas publicaciones
Más trenes en