Sydney Trains, el casi-metro de Australia

Con casi 5 millones de habitantes, Sídney es la ciudad más poblada de Australia y toda Oceanía. Como toda ciudad de este tamaño, a pesar de que la densidad de población sea casi 14 veces inferior a la de Madrid, dispone de un completo sistema de ferrocarril metropolitano y suburbano. Sin embargo, no se trata de un metro en sí sino de una red de integrada en la de larga distancia y operada por la empresa estatal Sydney Trains, dependiente de Transport for South New Wales. En otras palabras, se trata de un tren de cercanías con gran penetración urbana.

Tren de la serie Tangara de Sydney Trains llegando a la estación Central. Foto:  Stefano Campolo.
Tren de la serie Tangara de Sydney Trains llegando a la estación Central. Foto: Stefano Campolo.

La red de Sydney Trains

Con una longitud de 937 kilómetros de líneas electrificadas, abarca el área urbana de Sídney así como los suburbios de Berowra, Richmond, Emu Plains, Macarthur and Waterfall. Cuenta con 7 líneas (de la T1 a la T7) y, aunque la mayoría de tramos están al descubierto, en las zonas céntricas los trenes circulan por túneles. El núcleo de la red está entre Red Fern y Town Hall, por donde pasan cuatro de las siete líneas. En Central, además, tienen conexión con los trenes de media y larga distancia operados por NSW TrainLink. y el tren ligero. Toda las vías de Sydney Trains son de ancho internacional, electrificadas a 1500Vcc.

La tienda ferroviaria 15% de descuento

Mapa esquemático de la red. © Sydney Trains.
Mapa esquemático de la red. © Sydney Trains.

La organización del sistema ferroviario sidneyés es bastante inestable, pues recientemente cada gobierno de Nueva Gales del Sur ha aplicado distintas estructuras que han conllevado cambios de nombres, fusiones de líneas, segregaciones, etc.

De hecho, incluso la propia Sydney Trains es una creación reciente cuyas operaciones se iniciaron el 1 de julio de 2013; momento en el que entró en vigor la actual estructura de siete líneas. Relevó las funciones de RailCorp que llevaba operando tan sólo desde 2004 con las marcas CityRail y CountryLink creadas a finales de los 80.

El curioso caso de la línea T1

Observando el mapa, se puede pensar que la T1 es un caso atípico en el diseño de un ferrocarril suburbano. El complejo diseño de las rutas hace que la propia línea ofrezca incluso más de dos opciones para ir de una estación a otra.

Esto es consecuencia de la fusión, en 2013, de la North Shore Line y la Western Line con la Northern Line.

No obstante, el tramo Chastswood-Epping será traspasado en 2019 al nuevo North West Rail Link, que llegará hasta Cudgenong Road. No formará parte de la T1 ya que se tratará de un ferrocarril totalmente automático con trenes de un solo piso, los únicos de todo Sydney Trains. Esta ampliación reemplaza a parte de la línea noroeste que se contemplaba construir en el sistema de metro de Sídney.

La T2 no se queda atrás

La línea que presta servicio al aeropuerto también tiene un diseño que genera cierta confusión, con su única cabecera en Macarthur, un tramo compartido con trenes hacia distintos destinos entre esta estación y Glenfield así como su doble paso por Central.

Como en el caso de la T1, la segunda línea de Sydney Trains tiene su origen en la fusión en 2013 de otras. En concreto, de la Airport & East Hills Line,  Inner West Line y la South Line. Está previsto que a lo largo del presente año entre en servicio el tramo Glenfield-Leppington. 15 de los kilómetros de la ampliación serán subterráneos.

El parque móvil

La operadora cuenta con una variada flota de trenes eléctricos de dos pisos. Los más antiguos pertenecen a la serie S, en servicio desde 1972 y cuya retirada está ya programada pues serán sustituidos por los modernos Oscar procedentes de TrainLink. En la actualidad, la flota está compuesta por las siguientes series:

  1. Serie S.- Son los mencionados más antiguos y los únicos que carecen de aire acondicionado. Su retirada estaba prevista para 2014, pero la falta de nuevo material prolongará su uso por lo menos 5 años más. Circulan en la línea T7.

    El último coche fabricado de la serie S en Erskineville. Foto: David Ansen.
    El último coche fabricado de la serie S en Erskineville. Foto: David Ansen.
  2. Serie K.- En servicio desde 1981, son estéticamente parecidos a los S pero incorporan el doble foco superior, varias mejoras técnicas así como aire acondicionado. Circulan en la línea T1.

    Un serie K detenido en Parramatta. Foto: Jason Antony.
    Un serie K detenido en Parramatta. Foto: Jason Antony.
  3. Serie C.- Fueron introducidos en 1986 y son una evolución de la serie K. Entre las mejoras está el uso de chopper en lugar de un sistema reostático de control de potencia. Sydney Trains los emplea en las líneas T2 y T3.

    Tren de la serie C pasando sin parar por  Bardwell Park. Foto: Jason Antony.
    Tren de la serie C pasando sin parar por Bardwell Park. Foto: Jason Antony.
  4. Tangara.- Entraron en servicio poco después de la serie C, entre 1988 y 1995. A diferencia de los anteriores, que venían en composiciones de dos coches M-R, los Tangara son de 4 coches Rc-M-M-Rc. Circulan en todas las líneas.

    Doble composición de Tangara en la estación de Wolli Creek, en 2007 con los logos de CityRail. Foto: Jason Antony.
    Doble composición de Tangara en la estación de Wolli Creek, en 2007 con los logos de CityRail. Foto: Jason Antony.
  5. Millenium.- También conocidos como serie M, fueron fabricados entre 2002 y 2005 para reemplazar los remolques originales de la serie S. Tienen la misma formación de los Tangara y fueron los primeros vehículos de la empresa en contar con un sistema de tracción en corriente alterna. Circulan junto a la serie C en las líneas T2 y T3.

    Composición Millenium en Sídney Central en el año 2006. Foto: Jason Antony.
    Composición Millenium en Sídney Central en el año 2006. Foto: Jason Antony.
  6. Waratah.- Son los más modernos de la Sydney Trains y también los más numerosos. Con un total de 626 coches fue el pedido de mayor dimensión realizado en la historia de los ferrocarriles australianos. Reemplazaron a la gran parte de los coches de la serie S. Entraron en servicio entre 2011 y 2014 en todas las líneas. Son los primeros en estar compuestos por 8 coches, en composición Rc-M-M-R-R-M-M-Rc.

Vídeo con circulaciones de trenes de cercanías y larga distancia por Sídney

PUBLICIDAD

1 comentario en “Sydney Trains, el casi-metro de Australia”

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Nombre:
E-mail:

You have Successfully Subscribed!