¿Por qué se paran los trenes en medio de la nada?

Muchas veces, cuando viajamos en tren (sobre todo cuando hay prisa) vemos cómo el convoy se detiene donde Cristo perdió el gorro lejos de cualquier estación, por razones que rara vez se explican a los viajeros. Para evitar que a los maquinistas (y a sus familiares) les sigan pitando los oídos cada vez que esto pasa, en Descubre Ferrocarriles te contamos por qué se paran los trenes en medio de la nada.

Cuando los trenes se paran en medio de la nada suele deberse a una señal en rojo. A continuación, los motivos por los que suele darse. Foto: Gary J. Wood.
Cuando los trenes se paran en medio de la nada suele deberse a una señal en rojo. A continuación, los motivos por los que suele darse. Foto: Gary J. Wood.

Entendiendo el concepto de cantón

Para gestionar el tráfico ferroviario y evitar que unos trenes colisionen con otros, una vía férrea se divide en tramos denominados cantones en el argot ferroviario. Así, cuando un tren está circulando por uno de esos tramos, se dice que está ocupando el cantón. Por motivos de seguridad, ninguna otra circulación puede ocupar el mismo cantón a no ser que cuente con una autorización.

La tienda ferroviaria 15% de descuento

Vale, vale… ¿Pero por qué se paran en medio de la nada?

Salvo en casos muy excepcionales y de fuerza mayor, jamás sucede por voluntad del maquinista. Generalmente responde a órdenes directas del sistema de circulación, ya sea mediante las señales o bien por comunicación directa a través del sistema Tren-Tierra. Los motivos más comunes suelen ser:

Hay un tren ocupando el cantón siguiente

Por la misma vía circulan trenes con distintas características y una de ellas es su velocidad máxima. Si a poca distancia de un tren de mercancías con velocidad máxima de 80 km/h circula un Alvia a 180 km/h, tarde o temprano lo terminará alcanzando. Para evitar que esto suceda, se suele apartar en alguna estación al tren más lento con la suficiente antelación como para evitar que el rápido tenga que bajar su velocidad.

Pero, a veces, esto no es posible, y no queda más remedio que el tren rápido deba detenerse ante una señal de parada hasta que el cantón quede libre. La otra opción, que no se detenga y que pase lo que tenga que pasar, no está afortunadamente recogida por los reglamentos de circulación.

¡El tren viene en sentido contrario!

En ferrocarriles de vía única o de vía doble con un bloqueo banalizado (o por la que se deba circular temporalmente a contravía) puede darse el caso de que venga un tren en sentido contrario por la misma vía, que va a cambiar a otra en las proximidades del lugar de la detención. Por motivos más que evidentes, hasta que el cantón no se libere no es bueno reanudar la marcha.

No hay una vía libre para asignarle en la estación

Muchas veces, las detenciones se producen en los alrededores de las estaciones debido a que no tienen ninguna vía disponible o porque se están haciendo movimientos que son incompatibles con la entrada del tren. Por ejemplo, que otro tren esté entrando o saliendo invadiendo las vías por las que tiene que entrar el que se queda detenido.

En la red de Adif también se da el caso de que, en líneas de vía única, no está permitido que dos trenes entren simultáneamente en la misma estación.

El hecho de que haya un tren detenido en la entrada de la estación por este motivo hace que el cantón quede ocupado y que los que vengan detrás deban detenerse ante la respectiva señal. Si usas habitualmente el tren de Cercanías en Madrid, seguramente habrás sufrido esto entrando en Atocha o Chamartín desde los túneles de Recoletos o Sol. Sobre todo, insisto, si tienes prisa.

Apeadero para personal ferroviario

Hay ocasiones en las que un tren se detiene en medio de la nada… Sin que realmente sea en medio de la nada. Hay varios depósitos o talleres que cuentan con un pequeño apeadero para personal ferroviario en el que los trenes de viajeros se detienen para recoger o dejar trabajadores. Por supuesto, estas paradas no están anunciadas por megafonía.

Otros casos

Hay más casos por los que un tren se puede parar en medio de la nada, pero que son menos frecuentes y suelen estar relacionados con averías en la señalización o en los sistemas automáticos de protección pasos a nivel. ¿Eres de a quienes les fastidia mucho estas detenciones? ¿Crees que hay algún caso importante que no se ha mencionado? ¡Ponlo en los comentarios!

PUBLICIDAD

8 comentarios en “¿Por qué se paran los trenes en medio de la nada?”

  1. No es una parada, pero si frustra un poco: cuando hay una limitación de velocidad y el tren se queda casi parado, pasando a paso de tortuga un buen rato. 🙁

    Vale, no quiero alta velocidad… ¡Pero tampoco significa eso que quiera ir a 30! 140 es suficiente para mi. 🙂

  2. saludos desde Santiago de Chile, interesante tema, acá ocurre a menudo en el metro y comúnmente se informa que es por que el tren que antecede, no ha abandonado la estación. En el caso de TMSA (cercanías) a veces se detiene en MSE, San Eugenio a dejar o recoger trabajadores, cosa que descoloca a algunos pasajeros ya que no se informa. Otras veces y por temas de horario los UT de TMSA (18.30), deben detenerse en la salida de Alameda (patio), para darle prioridad al TerraSur (18.40), y esperar indicaciones para continuar. Saludos!

  3. También se puede dar el caso de que le tire el ASFA o el hombre muerto y tenga que hacer un rearme, por ejemplo en la salida de una estación.

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Nombre:
E-mail:

You have Successfully Subscribed!