Locomotoras eléctricas de Renfe para principiantes

La mayor parte de las locomotoras que posee la operadora española Renfe son eléctricas. Más eficientes que las diésel, remolcan tanto trenes de viajeros como de mercancías por las líneas convencionales y las de de alta velocidad. Al igual que hicimos la semana pasada en Encarrilando con los trenes de alta velocidad, hoy te hablamos de las 5 series de locomotoras eléctricas de Renfe para que las conozcas por encima.

Siguiendo los criterios de numeración UIC empleados en España, los números de las series de  las locomotoras eléctricas de Renfe empiezan con el dígito 2. Por lo general, estas series son leídas con sus tres dígitos por separado. Es decir, dos cinco uno, dos ocho nueve, etc.

La tienda ferroviaria 15% de descuento

Tren de locomotoras eléctricas de Renfe formado por 2 series distintas. Foto. Eldelinux.
Tren de locomotoras eléctricas de Renfe formado por 2 series distintas. Foto. Eldelinux.

Locomotoras eléctricas de la serie 251

La serie 251 es la más impresionante de Renfe, no sólo por su estilizado diseño ni su gran potencia. El hecho de que cuente con tres bogies de dos ejes motorizados la convierten en una rara avis del ferrocarril español.

Adquiridas en los años 70, la serie 251 consta de 30 unidades de las que quedan en servicio 28. La 251-001, cabeza de serie, se quemó en Galicia en 1995 mientras que la 251-009 quedó completamente destruida en 2010 en Arévalo tras alcanzar a otro tren.

Locomotora de la serie 251 por San Cristobal Industrial. Foto: JT Curses.
Locomotora de la serie 251 por San Cristobal Industrial. Foto: JT Curses.

Si bien se compraron para remolcar tanto trenes de viajeros como de mercancías a velocidades máximas de 160 km/h y 100 km/h respectivamente, en la actualidad están asignadas exclusivamente a los servicios de carga. Además, las muy excepcionales ocasiones en las que circulan con viajeros lo hacen a una velocidad máxima de 140 km/h debido a problemas de estabilidad. Su gran potencia de 4.650 kW (6322 CV) hace que estén destinadas a los trenes más exigentes, como los bobineros que atraviesan Pajares para ir desde Asturias hasta Sagunto. Todas son de ancho ibérico monotensión a 3.000 V cc.

Serie 252

De todas las locomotoras eléctricas de Renfe, la 252 se puede considerar la joya de la corona por su modernidad, potencia y versatilidad. Adquiridas para remolcar trenes de viajeros a grandes velocidades, son las únicas de alta velocidad que hay en España.

Precisamente, fueron adquiridas en los años 90 de cara a la apertura de la LAV (Línea de Alta Velocidad) Madrid-Sevilla para remolcar a los Talgo 200 así como para reemplazar a las locomotoras eléctricas más antiguas que operaban en la red convencional. De las 75 unidades que se compraron, quedan en servicio 72. Las 252-009, 252-054 y 252-063 han sido desguazadas tras quedar inutilizadas en accidentes o incendios. Sonado es el caso de la 252-054 que cayó desde lo alto del puente de Las Correderas (Despeñaperros) en 1995 al poco tiempo de entrar en servicio.

Asignadas en su gran mayoría para trenes de viajeros a velocidades máximas de 220 km/h (aunque en pruebas la 252-009 alcanzó los 302 km/h), no son locomotoras buenas para mercancías debido a problemas de adherencia que en Portugal (donde circulan sus hermanas de la serie 5600) han podido paliar; esto a pesar de ser la locomotora más potente de Renfe con sus 5.600 kW (7614 CV). No obstante, realizan en doble tracción los trenes internacionales que circulan entre Barcelona y Perpiñán y puntualmente se puede ver a alguna remolcando mercantes ligeros por el resto de España a una velocidad máxima de 100 km/h. Si bien son de ancho fijo, la mayoría pueden ser adaptadas fácilmente de ancho ibérico a internacional y están dotadas de equipos bitensión 3.000 V cc / 25 kV 50Hz. Las que van a Francia están adaptadas para circular bajo los 1.500 V cc de su red.

La 252-035 remolcando los últimos Estrella Costa Brava

Serie 253

Un tren de mercancías de Renfe remolcado por la 253-017. Foto: Eldelinux.
Un tren de mercancías de Renfe remolcado por la 253-017. Foto: Eldelinux.

Se trata de la primera locomotora de mercancías comprada exclusivamente para el transporte de mercancías en España. Pertenecientes a la familia de locomotoras eléctricas TRAXX de Bombardier, corresponden al modelo F140DC (F de Mercancías en inglés, 140 por su velocidad máxima y DC al estar diseñadas para circular bajo corriente continua) y son las más modernas de Renfe en la actualidad.

Fueron adquiridas en 2008 con la idea de renovar casi por completo el parque motor de mercancías y potenciar nuevos servicios que nunca se hicieron realidad. Por este motivo fue que se compraron 100 unidades en dos pedidos de 50 cada uno. Además, Comsa Rail Transport adquirió 3 unidades adicionales. En este momento, todas se encuentran en servicio asignadas a los depósitos de Can Tunis (Barcelona) y Vicálvaro (Madrid).

Tienen una velocidad máxima de 140 km/h, siendo la más veloz de todas las locomotoras eléctricas de mercancías de Renfe. Esto es debido a su gran potencia de 5.400 kW (7.342 CV) de potencia y a su moderna electrónica. Remolcan trenes de mercancías por todas las líneas convencionales electrificadas, ya que todas son de ancho ibérico y se alimentan con 3.000 Vcc.

Serie 269 Japonesas

La 269-517 en Alcázar de San Juan. Foto: Miguel Bustos.
Doble de locomotoras eléctricas encabezada por la 269-517 en Alcázar de San Juan. Foto: Miguel Bustos.

Las Japonesas o, simplemente, Japos de la serie 269 han sido de vital importancia para Renfe. No sólo se trata de la serie de locomotoras eléctricas más numerosa jamás comprada por la empresa sino que también es la más versátil debido a su gran capacidad de adaptación. Están basadas en sus primas de las series 279 y 289, con las que comparte diseño estético.

Construidas entre 1973 y 1981 por parte de Mitsubishi y otros constructores bajo licencia, se llegó a contar con 265 unidades en servicio, repartidas en 4 subseries con características distintas. Debido a su antigüedad y a la adquisición de las locomotoras eléctricas de la serie 253, no son muchas las que quedan en servicio y todas han quedado relegadas a trenes de mercancías. Cuatro de ellas fueron vendidas a Chile en la primera década de este siglo, aunque ya han sido retiradas del servicio.

Para trenes de mercancías tienen velocidades máximas de 80 y 100 km/h según la subserie. Cuando prestaban servicios de viajeros, alcanzaban velocidades máximas de entre 140 km/h y 160 km/h. Incluso una de ellas, la 269-604 Gato Montés, se convirtió a finales de los 80 en la primera locomotora de Renfe homologada para circular a 200 km/h. Afortunadamente, este vehículo de peculiar diseño se encuentra preservado y en excelente estado de conservación. Gracias a su preservación y a la recientemente realizada de la 508, es aún posible ver Japonesas con trenes de viajeros. Todas son monotensión a 3.000 V cc y de ancho de vía ibérico, con una potencia de 3.100 kW (4.215 CV).

Serie 289 de Renfe Japonesas

Son las locomotoras eléctricas más antiguas en servicio en el parque motor de Renfe, fabricadas entre 1969 y 1972. No obstante, las únicas que siguen en servicio son las tándem de la subserie 100; producto de una reforma realizada entre 1999 y 2003 en las que se unieron dos locomotoras de manera permanente creando una sola.

Originalmente Renfe contó con 40 unidades aptas para trenes de mercancías y de viajeros, adquiridas para operar en toda la red mientras se hacía la transición de 1.500 V cc a 3.000 V cc, motivo por el que son bitensión. Sin embargo, de la subserie 289-100 se realizaron tan sólo 9 unidades que suponen 18 locomotoras de las antiguas. De las 9, quedan en servicio 7 ya que las 289-101 y 289-109 sufrieron sendos incendios en septiembre de 2015 y noviembre de 2014 respectivamente. Por ahora no parece que Renfe las vaya a retirar del servicio, ya que les sigue haciendo mantenimiento e incluso repintando al nuevo esquema de Renfe-Operadora.

Diseñadas para circular a una velocidad máxima de 130 km/h con viajeros y 80 km/h con mercancías, las Tándem prestan exclusivamente este último tipo de servicios desde el depósito de Miranda de Ebro. En su versión actual tienen una potencia total de 6.200 kW (8.429 CV) ya que individualmente tienen la misma potencia que las de la serie 269. Ya que superan en potencia a la serie 252, se podría decir que las 289 Tándem son las locomotoras eléctricas de Renfe más potentes.

PUBLICIDAD

2 comentarios en “Locomotoras eléctricas de Renfe para principiantes”

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!