El rejuvenecimiento de los NS-74 del metro de Santiago

Metro de Santiago ya ha puesto en marcha el proceso de modernización de los trenes más antiguos de la red, los NS-74. Tras una licitación internacional, Alstom (que en su día fabricó los trenes) es la encargada de llevar a cabo esta tarea. Además, la división española de la compañía francesa participará activamente en este proyecto.

Representación computorizada de cómo serán los NS-74 reformados. Imagen cortesía de Metro de Santiago.
Representación computorizada de cómo serán los NS-74 reformados. Imagen cortesía de Metro de Santiago.

El complejo proceso de modernización

El objetivo de Metro de Santiago con este proyecto de modernización, es dar a los NS-74 al menos 20 años más de vida útil. Para ello, se modificará el diseño interno y externo para modernizarlos y hacerlos más accesibles. También se organizarán todos en composiciones más largas, de siete coches, que estarán interconectados de manera que se optimizará el espacio y se permitirá la circulación interna de pasajeros.

Uno de los trenes que se van a reformar entrando en la estación Toesca de la línea 2. Foto: Alvaro M. Rojas Reyes.
Uno de los trenes que se van a reformar entrando en la estación Toesca de la línea 2. Foto: Álvaro M. Rojas Reyes.

Así mismo, se tomarán medidas que permitirán el ahorro de energía y también el de los costes de mantenimiento, como el cambio de los motores y el resto de la cadena de tracción por un sistema más eficiente y también la modificación del sistema de cierre de puertas, que dejará de ser neumático para ser eléctrico.

Otras novedades a destacar son la instalación de dispositivos de información al viajero dentro de los trenes y también la incorporación de un sistema de aire acondicionado. Además, de manera análoga a los trenes más modernos de la línea 1, los asientos serán instalados en forma longitudinal para permitir un mayor número de viajeros de pie.

El clásico interior de estos trenes desaparecerá por completo con la reforma de la serie. Foto: RiveraNotario.
El clásico interior de los NS-74 desaparecerá por completo con la reforma de la serie. Foto: RiveraNotario.

De manera paralela a las modificaciones en los vehículos, Metro de Santiago realizará también cambios en las líneas en las que operan los NS-74  (la 2 y la 5) para optimizar los resultados. De esta forma, se modernizará la señalización y se instalará un sistema de ventilación forzada en estaciones y túneles para extraer el aire caliente que será expulsado desde el interior de los nuevos trenes con aire acondicionado.

Participación española en el proyecto

Metro de Santiago realizó una licitación pública internacional para adjudicar este proyecto, siendo la propuesta de Alstom la que resultó ganadora.

Pues bien, parte de estos trabajos se llevarán a cabo por Alstom España. La división española, que coordinará la reforma desde su unidad de servicios ferroviarios, se encargará también de centralizar el proceso de compra y desarrollar el proyecto de industrialización del taller chileno en el que se llevará a cabo la reforma de los trenes.

Además, desde el centro de ingeniería e innovación de la fábrica de Santa Perpetua de Alstom España en Barcelona, se crearán maquetas virtuales de los nuevos trenes, sustituyendo así a los prototipos tradicionales.

Diseño del interior de los modernizados NS-74. Imagen cortesía de Metro de Santiago.
Diseño del interior de los modernizados NS-74. Imagen cortesía de Metro de Santiago.

Etapas de la reforma

El proceso de modernización al que serán sometidos es complejo, así que se realizará por etapas:

  1. Determinación al detalle del ajuste de todos los elementos que se van a introducir en los trenes. La encargada de llevar a cabo esta etapa será Alstom España supervisada por Metro de Santiago. Esta fase ya está en marcha y se prevé que finalice en el cuarto trimestre de 2015.
  2. Modernización de un tren: se aplicarán todas las novedades previstas en un tren que circulará antes de que los cambios se apliquen al resto. La composición se retirará del servicio durante el tercer trimestre de 2014 y retomará su servicio en los últimos tres meses de 2015.
  3. Modernización de la flota completa: cuando se compruebe con el tren piloto que todos los cambios funcionan adecuadamente, se procederá a modificar la flota al completo (un total de 245 coches).

No será hasta 2019 cuando los 245 coches hayan sido totalmente reformados y estén en servicio, año en el que el metro de Santiago ya tendrá a pleno rendimiento las nuevas líneas 3 y 6.

Los NS-74, viejos conocidos del metro de Santiago

Estos trenes son los más antiguos de los que dispone la red chilena, y están basados en el modelo MP 73 que utiliza el metro de París.

En servicio desde 1975, hasta 1997 fueron los únicos trenes de metro que conocieron los santiaguinos, a excepción del anecdótico mexicano NS-88 (ya retirado) que tiene una estética similar. En ese año, los modernos NS-93 fueron introducidos en la línea 5. Posteriormente, estos nuevos trenes empezaron a operar en la línea 1 en donde se mantienen algunas unidades junto a los españoles NS-2007 y NS-2012.

En la actualidad, los veteranos trenes del metro de Santiago operan en la línea 2 (junto a los NS-2004) y en la línea 5 -la más larga de la red- con los NS-93.

Texto: Soraya Mudarra
Vídeo:Canal 13 UC, subido por Música para recordar.

Agradecimientos a Metro de Santiago por toda la información ofrecida.

Deja un comentario