Costa Brava o cómo Renfe mata a los trenes útiles

OPINIÓN.- El 7 de abril de 2015 quedará como una fecha histórica en el ferrocarril español. Sin previo aviso oficial y sin motivo aparente, Renfe ha suprimido la circulación del último tren nocturno que unía Madrid y Barcelona así como el último servicio Estrella que quedaba en España. Y lo ha vuelto a hacer con nocturnidad y alevosía en su línea de eliminar los servicios ferroviarios convencionales; aquellos que son socialmente rentables.

El último Estrella Costa Brava tras llegar a Madrid Chamartín.
El último Estrella Costa Brava tras llegar a Madrid Chamartín.

Estrella Costa Brava, lleno hasta el último día

A las 7:05 entró en Sants el último Estrella 370 Madrid-Barcelona y 16 minutos más tarde hacía lo propio el 373 en Chamartín. Ambos iban repletos; de hecho, desde hacía varios días que no quedaban billetes. Y su nivel de ocupación no era elevado debido a que fuera la última circulación. Cuando se vio que definitivamente suprimían el Costa Brava, apenas quedaban plazas que pudieran usar los amantes del ferrocarril. Los trenes anteriores también circularon hasta los topes.

La tienda ferroviaria 15% de descuento

En Trenvista no conocemos con certeza los niveles de ocupación de este tren fuera de época vacacional, ya que las últimas circulaciones pueden haber estado afectadas por la Semana Santa. Pero a ojímetro y a espera de que Renfe nos facilite los datos reales, sí sabemos que -aparte de útil- era un tren demandado. A pesar de que ya no llega a Francia. A pesar de que no se promociona. A pesar de que lo han ido matando poco a poco.

Mientras tanto, es de creer que la empresa de autobuses ALSA se está frotando las manos ya que ahora tiene el monopolio del transporte nocturno entre las dos mayores ciudades de España. Y se convierte en la única alternativa al coche para llegar a Barcelona o a Madrid desde sendas ciudades antes de las 8:00 de la mañana. Ciudades intermedias como Sigüenza han perdido esta posibilidad.

El silencio de Renfe

La operadora pública estatal continúa con la ya mencionada política de traspasar los viajeros al autobús. Oficialmente hablan de traspasarlos a la alta velocidad pero es evidente que con lo caro que suelen ser los billetes es más factible optar por la alternativa equiparable en precio y tiempo de viaje. Cuando se abre una línea de alta velocidad desaparecen las alternativas. Cuando se abre una línea de alta velocidad, Renfe mata al tren. El tren se convierte en la propaganda electoral más cara de la historia de Europa y también la menos útil.

Lo que resulta más doloroso es que ni si quiera se han dignado a anunciar la supresión, como si hubiera una orden de guardar silencio. Simplemente han eliminado la venta de billetes sin informar a sus usuarios asiduos del cambio. Así es como se trata al viajero. Igual que en otros países europeos, en donde avisan con meses de antelación e informan de los motivos.

La supresión del Costa Brava, el último de los Estrellas y el último nocturno con coches de viajeros (más confortables que los diminutos Trenhotel con material Talgo), no es más que otro paso de Renfe por acabar con el tren convencional ante la atenta mirada de los ciudadanos que se han creído el cuento de que el AVE (soterrado, por supuesto) es el único tren que se merecen. Un servicio de alta velocidad que no nos podemos permitir pagar. Un servicio de alta velocidad que va a salir muy caro y no a los viajeros, sino al erario público. Y es que los 27 millones de euros que costó cada kilómetro de alta velocidad entre Tarragona y Barcelona no se pagan con aire y mucho menos con los billetes de tren.

El primer AVE entre Madrid y Barcelona y vv.

Es cierto que, debido a su baja ocupación, se puede viajar en el primer AVE entre Madrid y Barcelona por 32,00€ (e incluso por 38,40€ en Turista+) comprando el billete menos de 24 horas antes. Pero es un tren que sale a las 5:50 de la mañana, sin que haya transporte público para llegar, y llega a las 8:55 a la Ciudad Condal. Casi dos horas después que el Estrella. A la inversa sale a la misma hora aunque llega a las 8:20 ya que no hace paradas.

Venta de billetes para el primer AVE del día entre Madrid y Barcelona menos de 24 horas antes de su salida.
Venta de billetes para el primer AVE del día entre Madrid y Barcelona menos de 24 horas antes de su salida.

No obstante, como la ocupación aumente el precio del billete podría llegar a rondar los 107,00€, la tarifa flexible valle aplicada en este recorrido. Por lo tanto, si el objetivo de Renfe es quitar un tren con demanda para llenar otro que no lo usa nadie, está claro que, tras una temporada de hacer las cosas mirando por el bien común, vuelve a aplicar una política de transporte de viajeros muy errónea.

PUBLICIDAD

7 comentarios en “Costa Brava o cómo Renfe mata a los trenes útiles”

  1. Me subscribo punto por punto a lo que se dice. Es una desgracia para los ciudadanos el desinterés, la insensibilidad y la falta de vocación por el servicio público de quienes toman estas decisiones. Me duele que ya no vaya a poder viajar más en ese tren, y me duele sobre todo que se suprima de semejante forma tan opaca y desleal y tan falta de consideración hacia la ciudadanía y hacia los municipios a los que prestaba servicio.

    Por cierto, puestos a comparar precios, seguía siendo mucho más barato el Estrella con tarifa promo (18€ de Madrid a Bacelona) que ese primer AVE de la mañana con la tarifa análoga.

  2. Gracias por poner las cosas claras. Incluso entre los sipatizantes del ferrocarril, he visto muchas palabras suaves y paños calientes ante este ROBO

  3. Renfe piensa que poniendo las tarifas promocionales en el primer AVE y el último al mínimo se cubre bien la demanda que tenía el estrella, pero se equivocan. Si yo voy en estrella es porque me interesa salir después de cenar, dormir en el tren y llegar a Barcelona a primera hora de la mañana, y a un precio económico, por supuesto. A los dos primeros AVE, como se ha puntualizado, es prácticamente imposible llegar en transporte diurno. Y con el último del día se llega a Barcelona a una hora a la que tomar un transporte diurno es casi imposible, ya que allí el metro finaliza a la medianoche y la red de cercanías tiene un horario similar a la de Madrid.

    Ya ni hablemos de la mayor dificultad (económica) para viajar a Francia en tren.

    Renfe también piensa que aumentarán notablemente sus beneficios en alta velocidad. Una vez más, se equivocan. La única empresa que se beneficia con esta supresión es ALSA.

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!