El plan de DB para salir de la crisis

cambio para DB. Foto: Ingolf.
Llegan tiempos de cambio para DB. Foto: Ingolf.

La compañía ferroviaria alemana DB anuncia unos meses de medidas profundas para “renovarse” y mejorar los malos resultados de 2015.

Renovarse o morir

Las acciones a corto plazo para la “limpieza” de DB se basarán en el corte de gastos de gestión innecesarios (lo que probablemente se traducirá en despidos) y sus principales objetivos inmediatos serán mejorar la puntualidad y la calidad del servicio.

La tienda ferroviaria 15% de descuento

Para el largo plazo, DB se apoyará en la innovación y los sistemas digitales para mejorar la operación y el servicio al cliente en lo que ha denominado el programa Ferrocarril Futuro.

El anuncio de nuevas medidas ha sido bastante inesperado, ya que lo que se rumoreaba es que DB decidiera privatizar parcialmente alguna de sus divisiones. Sin embargo, tanto Arriva como DB Schenker Logistics seguirán siendo 100% públicas.

Con las nuevas medidas, la inversión de DB para el periodo 2016 a 2021 será de 55.000 millones de euros que servirán tanto para reestructurar y simplificar la división de mercancías como para mejorar las infraestructuras y comprar nuevos trenes.

Además, gran parte de los esfuerzos de DB se centrarán en los servicios de viajeros de larga distancia, que en los últimos tiempos han sufrido por la combinación de la fuerte competencia del autobús, el deterioro de la infraestructura (y del propio servicio en sí) y del importante impacto de las huelgas realizadas a principios de año.

La tecnología, el gran aliado de DB en el futuro

DB planea invertir en sistemas electrónicos que mejoren la comunicación con los viajeros y con el propio personal de la compañía.

Además, se crearán equipos móviles de mantenimiento que permitan reparar el material rodante defectuoso antes de quitarlo de circulación. Del mismo modo, se hará hincapié en el mantenimiento de los servicios más criticados por los clientes, como podrían ser los aseos en mal estado o la calidad del catering así como de temas básicos de fiabilidad y seguridad.

A largo plazo, el objetivo de DB es tener un ferrocarril conectado al 100% con la creación en 2020 de la mayor red móvil WLAN de Alemania. Esto serviría tanto para mantener una atención constante al cliente como para mejorar los servicios de operación, ya que:

  • Se instalarán sistemas de control digital para detectar y prevenir fallos en las escaleras y ascensores de las estaciones, lo que podrá permitir también una mejor gestión de los equipos de mantenimiento.
  • Se crearán apps móviles para los pasajeros y los trabajadores de DB que mejoren la comunicación entre la empresa y sus públicos.
  • Se mejorará la oferta de ocio a bordo, empezando por los trenes ICE, que tendrán una plataforma digital de contenidos (como la anunciada por Renfe para los AVE).
  • Se invertirá en las estaciones, especialmente en las 31 más usadas de la red S-Bahn (muchas de ellas localizadas en Frankfurt, Stuttgart, Múnich y Hamburgo), ya que algunas de ellas no han recibido inversión en los últimos 40 años.
  • Entre 2016 y 2030 DB planea construir 350 estaciones nuevas en líneas ya existentes, lo que podría mejorar el acceso al ferrocarril de 2 millones de personas.

Reestructuración del servicio de mercancías

La sección de mercancías de DB también sufrirá serios cambios. De hecho, la operadora tiene pensado simplificar radicalmente el proceso de producción para reducir las posibilidades de quiebra.

Las críticas a esta medida no se han hecho esperar, y ya se han alzado voces que aseguran que este proceso podría provocar el cierre de hasta 500 terminales de mercancías en Alemania.

 

Fuente: International Railway Journal.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

 

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Nombre:
E-mail:

You have Successfully Subscribed!