Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenidos

Hoy publicamos un poema de buenas noches, en el que mediante el uso de la metáfora se compara el descanso nocturno con un viaje en tren a lo largo de los días de nuestra vida, representados en estaciones de ferrocarril.

El Estrella Costa Brava en Madrid antes de inciar su viaje nocturno. Foto: Andrés Gomez.
El Estrella Costa Brava en Madrid antes de inciar su viaje nocturno. Foto: Andrés Gomez.

Un viaje placentero

¡Chuuuuuuuuuuu!
El silbato suena,
el tren ya parte.

En un asiento de primera clase
viajo al mundo de los sueños,
cómodamente mirando por la ventana
mientras me dejo llevar lentamente.

El viaje será corto,
pero muy placentero.
Cuando este termine,
me sentiré como nuevo.

Quién sabe qué aventuras
me toca esta noche vivir,
a dónde seré llevado
ni cuándo regresaré.

Es hora de cerrar los ojos
y comenzar a disfrutar.
Una estación queda atrás,
hacia otra voy en camino.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir noticias de trenes en tu correo?

Suscríbete y, como mucho, cada semana recibirás la última hora del mundo del ferrocarril.

Confirmo que he leído y que acepto la política de privacidad de esta web

You have Successfully Subscribed!