El Tren de los Niños de Budapest

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenidos

Aprovechando nuestra estancia en Budapest, en Ferro Cultura queremos enseñarte una de las líneas de tren más curiosas de la capital húngara: el Tren de los Niños.

Un paseo a las afueras de Budapest

Esta peculiar línea de ferrocarril parte de la estación de Szechenyi-hegy, al oeste de Budapest, y recorre 11km de vía por las colinas de Buda (la mayor parte por el Parque Nacional del Danubio-Ipoly, el más grande de Hungría). Llama la atención por el uso de vehículos clásicos, pero lo que es más sorprendente es que está prácticamente controlado por niños.

Los pequeños, de 10 a 14 años, trabajan de forma voluntaria en el Tren de los Niños y rotan por las distintas funciones. Venden los billetes, trabajan de revisores y también dan los anuncios por megafonía. Realizan casi todos los trabajos necesarios para hacer funcionar la línea, siempre supervisados por adultos (evidentemente también son adultos los que conducen los trenes).

Los vehículos históricos son un aliciente más para viajar en el Tren de los Niños. Foto: Kirsten Comandich.
Los vehículos históricos son un aliciente más para viajar en el Tren de los Niños. Foto: Kirsten Comandich.

Los niños que trabajan allí han sido seleccionados entre los mejores estudiantes, y antes de formar parte del equipo del Tren de los Niños  han de pasar por un curso de cuatro meses y un examen.

Aunque puede parecer trabajo forzoso, lo cierto es que los niños no trabajan allí siempre sino que es una suerte de actividad extraescolar en la que participan cada cierto tiempo y con la que aprenden a trabajar en equipo y a tomar responsabilidades.

Para los interesados, esta línea de 11km y 7 parada funciona casi todos los días. Si quieres más información, aquí tienes el enlace a su página web.

El origen del Tren de los Niños

Este peculiar servicio tiene su origen en la Unión Soviética. Tras la II Guerra Mundial y la ocupación de Hungría por parte de los rusos, el país pasó a ser parte del Bloque del Este.

Como bien es sabido, una de las bases del Comunismo es la de la inculcación de los principios ideológicos en los más jóvenes para asegurar el futuro del movimiento y muestra de ello es la creación grupo juvenil de los Pioneros Vladimir Lenin.

Sello en el que salen representados los Pioneros de Vladimir Lenin, encargados de poner en marcha el Tren de los Niños. Foto: Heied.
Sello en el que salen representados los Pioneros de Vladimir Lenin, encargados de poner en marcha el Tren de los Niños. Foto: Heied.

Pues bien, fueron 80 de estos pioneros los que desde 1948 se encargaron de poner en marcha este Tren de los Niños. Pronto se convirtió en una línea muy visitada por los líderes comunistas, que ensalzaban a estos chicos como ejemplos a seguir.  Esta idea, que también se llevó a cabo en otros zonas soviéticas (como en la antigua Yugoslavia), fue tan popular que en 1961 vendió 750.000 billetes.

La caída del Muro de Berlín no impidió que el servicio siguiese en marcha, pero con algunos cambios: todos los símbolos soviéticos fueron eliminados y se redujo el presupuesto. Aún así, el turismo ha permitido la supervivencia del Tren de los Niños, una línea que merece la pena verse.

Fuentes: Historia del Este y En Budapest.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos transformando Trenvista

Y hemos lanzado una campaña de crowdfunding

Trenvista está evolucionando en un medio de comunicación profesional, con un equipo de personas que se dediquen a publicar todos los días noticias, artículos, contenidos de entretenimiento… ¡Y mucho más!

Para conseguirlo necesitamos que nos eches un cable. ¿Te animas?

php shell marsbahis bahsegel betnano jojobet tester porno betsidney