Super 8: aventuras y accidentes de tren con sabor a los 80

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contenidos

 Escena trenera de la película Super 8. Foto: Negrowithe.net
Escena trenera de la película Super 8. Foto: Negrowhite.net

Super 8, la unión de dos destroza-taquillas y un español.

El éxito de Super 8, que logró recaudar más de 255 millones de dólares en todo el mundo, no es una sorpresa si pensamos en sus responsables: Como productor Steven Spielberg, el genio detrás de E.T o Indiana Jones y J.J Abrams, el showrunner de Perdidos y director de las futuras películas de Star Wars, tras las cámaras.

Además, el film cuenta con representación española: Carlos Fueyo, español y diseñador de efectos especiales, encargado de una de las escenas clave de la película, el accidente ferroviario. Fue el encargado de modelar la réplica del tren para conseguir el mayor realismo posible y lograr la iluminación adecuada antes y después del choque. Viendo el resultado, queda claro que consiguió ambas.

Un accidente de tren inolvidable

Cualquiera que haya visto la película recuerda la escena, casi al comienzo: Una noche, los chicos están rodando una película cerca de una vieja estación de tren cuando de repente una furgoneta impacta con la locomotora y todo vuela por los aires ante sus cámaras.

A partir de ahí ellos se empeñan en descubrir qué provocó el accidente, a pesar de que las fuerzas del ejército norteamericano están decididas a ocultar los hechos. La película recuerda a Los Goonies en el tono y en el protagonismo del grupo de chicos, que son los únicos realmente interesados en llegar hasta el final del misterio y salvar la situación.

El cásting de los niños de Super 8 fue uno de los grandes retos de los responsables, que deseaban encontrar rostros poco conocidos para darle más autenticidad a la película. Para ello celebraron cástings abiertos a los que acudieron más de 5.000 adolescentes. Sólo Elle Fanning, hermana de Dakota Fanning, tenía experiencia previa en varios proyectos cinematogáficos.

Aunque los efectos especiales finales se realizaron por ordenador, sí se maquetó una locomotora de tamaño real y se utilizaron numerosos vagones antiguos para reproducir el escenario post-accidente. El tren utilizado, si bien no se ve lo suficientemente bien para identificarlo, parece ser una locomotora diesel Baldwin modelo S8 o modelo S12, producidas entre 1951 y 1956 y de las que se vendieron más de 500 unidades en Estados Unidos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos transformando Trenvista

Y hemos lanzado una campaña de crowdfunding

Trenvista está evolucionando en un medio de comunicación profesional, con un equipo de personas que se dediquen a publicar todos los días noticias, artículos, contenidos de entretenimiento… ¡Y mucho más!

Para conseguirlo necesitamos que nos eches un cable. ¿Te animas?

php shell marsbahis bahsegel betnano jojobet tester porno betsidney